12 Days of Giveaways - Spin & Win! Sign up before Dec. 25th to win daily prizes and a $250 Amazon.com Gift Card. Find out details.
Devotionals

Alimento Diario - 8 de Marzo, 2012

  

 

Una inocencia inusual

“Los jefes de los sacerdotes y el Consejo en pleno buscaban alguna prueba falsa contra Jesús para poder condenarlo a muerte.” Mateo 26:59

Las acciones de la corte judía muestran que hasta las personas más piadosas de la humanidad suelen mentir para quedar bien.

Eso es lo que un pastor descubrió cuando, en preparación para el mensaje del domingo siguiente, instó a su congregación a leer el capítulo 17 del Evangelio de Marcos.

Cuando llegó el domingo, comenzó diciendo: “Aquéllos que han completado la lectura asignada, levanten la mano”. La mayoría de las manos se levantaron. Entonces el ministro comenzó su sermón hablando acerca de mentir, y dijo: “Estimados hermanos y hermanas en la fe, Marcos capítulo 17 no existe”.

Todos nosotros debemos confesar que a menudo estiramos y torcemos la verdad. Como dice Santiago: “De una misma boca salen bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así” (Santiago 3:10).

Así como Jesús una vez lavó los pies de los discípulos, de la misma forma los cristianos penitentes admitimos que también necesitamos que él limpie nuestros corazones, mentes y lenguas. A diferencia de los jefes de los sacerdotes, que usaron sus palabras para condenar al Salvador, nuestras palabras deben mostrar a los demás al Señor que da vida.

ORACIÓN: Señor, que los demás sepan, a través de mis palabras, que tú estás vivo en mi corazón. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

Editors' Picks

  • The Connection between Halloween & Reformation Day
    The Connection between Halloween & Reformation Day
  • "The Bible Has So Many Contradictions!"
    "The Bible Has So Many Contradictions!"
  • 3 Ways to See God in Your Suffering
    3 Ways to See God in Your Suffering