Alimento Diario - 22 de Diciembre

  

Hijo de Dios

Fue declarado Hijo de Dios... - Romanos 1:4

La Navidad es una época alegre. Las casas se visten de fiesta, los negocios ponen luces y adornos. Todo luce tan hermoso, que el ambiente contagia el entusiasmo y la expectativa. ¡Y así debe ser!

Pero la Navidad es mucho más que adornos artificiales. La Navidad nos da la oportunidad de ver el corazón de Dios y la magnitud de su amor hacia nosotros al enviar a su Hijo al mundo para que pudiésemos tener vida a través de él.

La Navidad es tiempo de regalos, de augurios de felicidad y de amabilidad porque celebramos la bondad de Dios. Es que no hay amor más fuerte y profundo que el que Dios nos muestra a través de Jesucristo. Si no fuera así, ¿por qué Jesús, el Hijo de Dios, siendo el Señor de todo, nació en la pobreza de un pesebre y murió castigado en lugar nuestro, siendo  inocente?

¿Qué te atrae de la Navidad? ¿Las fiestas, los regalos, la comida, o la ropa nueva? No te dejes atrapar por el materialismo, olvidándote del significado real. No permitas que el resplandor de esta época te impida apreciar el nacimiento de tu Salvador.

La Navidad nos recuerda uno de los eventos más importantes en la historia humana: la venida al mundo de nuestra única esperanza de vivir en amor con Dios y con nuestro prójimo, y la certeza de una vida eterna después de la muerte. ¡Éstas sí son razones dignas de celebrarse!

ORACIÓN: Oh Jesús, en medio de la alegría y el dolor, de la risa y las lágrimas, de la amistad y la soledad, del éxito y del fracaso, enséñame a confiar en tu amor y a vivir con tu esperanza. Amén.

© Copyright 2012 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

Editors' Picks

  • Remembering Billy Graham, 1918-2018
    Remembering Billy Graham, 1918-2018
  • How Did Lucifer Fall and Become Satan?
    How Did Lucifer Fall and Become Satan?
  • When a Harsh Pastor Is Really a False Teacher
    When a Harsh Pastor Is Really a False Teacher