Susurros Nocturnos - 19 de Abril, 2016

Apr 19 Control de Calidad

PERDONA

Control de Calidad

Proverbios 10:12

El odio despierta rencillas, pero el amor cubre todas las faltas.

Cuenta la historia que: “Un hombre manejaba su Rolls Royce por Europa. Éste se averió y en el taller de la localidad donde se encontraba le informaron que una de las partes debía solicitarse directamente del fabricante. Se contactó entonces a la automotriz Rolls Royce y el repuesto solicitado fue enviado por avión a Europa, desde Gran Bretaña. Tiempo después de haber regresado a su casa, el hombre telefonea a la Rolls Royce y les relata el incidente con la pieza fallida, además de agradecerles por su respuesta tan rápida. Termina diciéndoles que aún no ha recibido la factura por el repuesto y como se imagina que se trata de un monto importante, está un poco preocupado. La voz de la empresa al otro lado de la línea, le dice: ‘No se preocupe señor, no habrá ninguna factura, ya que no estamos seguros a qué se refiere, porque esa pieza en particular nunca ha tenido problemas en un Rolls Royce, y nunca los tendrá’”. 

Henry Royce nació en un día como hoy de 1863. Los vehículos producidos por su compañía fueron reconocidos en todo el mundo por su calidad y confiabilidad. Se realizaban todos los esfuerzos necesarios para asegurar que esta reputación se mantuviera. Cualquier dificultad o problema que se suscitara dentro de la compañía con respecto al control de calidad y producción, quedaba en la compañía. En lo que se refería al resto del mundo, el producto era total y completamente confiable. ¡Oh, si la iglesia adoptara una visión similar con respecto a las cosas! Requiere de mucha sabiduría el saber cómo enfrentar las situaciones y problemas dentro de la iglesia; por eso, aquí les doy mi consejo basado en las Escrituras: 

Por sobre todas las cosas, permitan que el amor cubra una multitud de pecados. Por sobre todas las cosas, dejen que Cristo sea glorificado al hacer esto. Luego, traten el asunto del pecado dentro del círculo de personas en donde se llevó a cabo la ofensa. Si es personal, manténganla en ese ámbito; si el círculo es más amplio, manténganla sólo dentro de ese círculo más amplio; si es una ofensa pública, entonces deben tratar el asunto públicamente. Sin embargo recuerden, y recuerden bien, que si deben sufrir, es mejor sufrir por el bien de la justicia y no por exponer las ofensas de otros para que todo el mundo las vea, especialmente cuando Dios ya ha perdonado esas ofensas. Dicha revelación pública del pecado oculto de otro, casi siempre trae también consecuencias para el acusador. Sí, ocúpense del pecado pero, al hacerlo, realicen todos los esfuerzos necesarios para asegurarse de guardar las reputaciones que ya fueron lavadas con Sangre. Sea lo que fuere que suceda dentro de la iglesia con respecto a control de calidad y producción, dejen que permanezca dentro de la iglesia. En cuanto al resto del mundo, dejen que reine la gracia, la justicia y la sabiduría, y posibiliten que la discreción sea totalmente confiable. ¡Oh, si la iglesia adoptara una visión similar a la de Rolls Royce con respecto a las cosas! Al cometer pecados, nosotros los redimidos seremos una total vergüenza para nuestro Salvador; pero, al ocuparnos de estos pecados, que la iglesia tenga la precaución de no poner a Cristo en vergüenza flagrante una vez más. 

Para terminar, permítanme que les diga esto hoy: Hay una inmensa diferencia entre encubrir y cubrir. Hay una gran diferencia entre pretender ser justo y la práctica de la justicia redentora. Piensen en eso. Por tanto, aún cuando pierdan hasta la camisa, dejen que los pecados que han sido confrontados y luego solucionados y que ya han sido perdonados, también sean completamente cubiertos. 

Reflexiona:- “Si alguien te pone pleito para quitarte la capa, déjale también la camisa.” Mateo 5:40 

Ora: - Señor, esto es difícil. Ayúdanos a responder con valor, sabiduría y gracia a todas las ofensas, para que Tu nombre sea glorificado y la justicia prevalezca. Oh Señor, permite que el honor y la gracia sean nuestro lema, y que la sangre de Cristo sea nuestra cobertura segura. ¡Amén y amén!

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?