Susurros Nocturnos - 18 de Marzo, 2016

Mar 18 ¿Se ha quedado tu ciudad sin alma? ¡Entonces vete!

CONSIDERA

¿Se ha quedado tu ciudad sin alma? ¡Entonces vete!

Génesis 4:17

Caín se unió a su mujer, la cual concibió y dio luz a Enoc. Caín había estado construyendo una ciudad a la que le puso el nombre de su hijo Enoc. NVI 

Caín era un hombre marcado, estaba identificado y fue maldecido por homicida y condenado a andar por la tierra, donde a cada paso ¡hasta las plantas de sus pies sentían y oían que la tierra donde se posaban las rechazaba! Verán, Caín ha sido condenado a no cultivar la tierra jamás por la inocente sangre derramada de su hermano Abel, que constantemente clamaba en su contra. Por tanto, forzado fuera de la presencia del Señor, se encontró intentando conseguir un lugar de refugio y paz en la tierra del sol naciente, al Este del Edén.

Esta es la primera mención de una ciudad en la Biblia, y fue construida por un asesino errante como un lugar de refugio para su hijo y su familia. Ciertamente, las ciudades son lugares que resisten a los atacantes y dan protección a sus habitantes con vigías y muros, con puertas y gobiernos. 

Una vez que la gente se reúne en una ciudad, el lugar en sí mismo evidencia a una persona en común. Por supuesto las ciudades, así como las sociedades comunitarias, parecen poseer una identidad corporativa, un ‘alma’, si lo prefieren. Por lo tanto, una ciudad puede llorar y conmocionarse; puede ser un lugar de renombre; puede ser alegre y feliz, próspera y bien asentada; puede ser arrogante y orgullosa, opresiva y sangrienta; puede estar bendecida o destinada a la destrucción. En efecto, debemos recordar que aunque las ciudades sean fundadas por los hombres, incluso por asesinos, ellas continúan y prosperan o son completamente destruidas, todo dependiendo de su relación con Dios. 

Sodoma, Sidón, Tiro, Nínive, Jerusalén, Babilonia, Berlín, Londres, París, Nueva York… y diez mil más, todas ellas poseen una expresión siempre cambiante dependiendo de las partes que conforman su cuerpo espiritual. Estén atentos y observen a qué clase de ‘alma’ se están uniendo. Ah, y a propósito, les digo esto, si alguna vez sienten que un ángel los está tomando por la muñeca, les sugiero que salgan de esa ciudad… ¡y rápido! 

Reflexiona:- Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican. Si el SEÑOR no cuida la ciudad, en vano hacen guardia los vigilantes. Salmos 127:1 

Ora: - Padre, ten misericordia de nuestra ciudad. Fortalece a nuestros líderes para que lleven una vida recta y apliquen leyes justas. Remueve lo débil en nosotros y haz que reine la paz. Establécenos y protégenos y si Tu gran paciencia se agotara, guíanos y libértanos con Tu Poderosa mano. Amén y amén. 

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?