Ánimo Para la Mujer - La Semana del 6 de Febrero

LA RÚBRICA DE DIOS                                                                                                                                                   
Van Walton

“Jesús los llamó: Vengan, síganme, ¡y yo les enseñaré cómo…!” Marcos 1:17 NTV

Lectura:

Recuerdo aquellas palabras acusadoras que saltaron de mi computadora y que casi sentí que me golpearon. Claramente una madre estaba expresando su opinión acerca del desempeño de su hija en mi clase.

Una vez que recobré el sentido, fui a buscar inmediatamente las rúbricas que les había dado previamente a mis alumnos; afortunadamente mis expectativas para el proyecto estaban cuidadosamente detalladas en ella.

Las rúbricas son unos lineamientos de evaluación que se emplean en muchas escuelas. Las rúbricas indican las expectativas del maestro para cierta actividad, y enumeran los puntos importantes que deben considerarse para dicho proyecto.

Aquella tarde nos reunimos la mamá, la hija y yo para discutir acerca del proyecto y del resultado esperado. Con la rúbrica en el centro de la mesa acordamos que esta no había sido tomada en cuenta para la realización del mismo. Después de una larga discusión decidimos que mi alumna hiciera de nuevo el proyecto, pero esta vez asegurándose de cumplir con los lineamientos. Me dio tanta alegría ver caminando por el salón a aquella señorita que ahora se veía segura ya con su rúbrica en mano. No tuve ninguna duda en ese momento de que ella había comprendido cuáles eran las expectativas; estaba claro que sobresaldría en su próximo proyecto y que ella volvería a recobrar su confianza.

Jesús, el más grande de todos los maestros que han existido, usó rúbricas. Él nunca asignó tareas sin dejar claras sus expectativas. Después de todo, la meta de cualquier maestro es el éxito de sus alumnos. La gente segura de sí misma se convierte en gente que transforma al mundo y eso es lo que Dios nos pide a los que lo seguimos.

Me siento intrigada por los métodos y el estilo de enseñanza de Jesús. Su salón se movía con él como lo hacían sus enseñanzas. Él usaba situaciones diarias para enseñar y esto retaba a sus alumnos a apegarse a sus lineamientos, a su rúbrica.

El versículo de hoy nos invita al salón de Jesús. Las primeras palabras del maestro a sus alumnos dejan en claro sus expectativas: “Vengan, síganme” y luego les dijo: “¡y yo les enseñaré cómo…!”, Jesús es la rúbrica. Su vida es ese punto importante en el que nos debemos enfocar y que debemos estudiar. Sus caminos guían nuestro desempeño diario para llegar a lograr nuestro éxito espiritual.

Al enseñar las Bienaventuranzas Jesús dijo: “Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes…” (Mateo 5:16 NVI). Sabemos que Jesús no sólo les dijo qué hacer, sino que les mostró cómo hacer esas buenas obras; comió con los pecadores, tocó a los enfermos, les habló a los marginados.

Escuchamos a Jesús hablar por primera vez en Lucas 2 justamente después de que sus padres lo llevaron a Jerusalén. Cuando terminó el ritual anual todos regresaron a casa. En el trayecto, José y María se percataron de que Jesús no estaba con ellos, al buscarlo, lo encontraron en el templo “sentado entre los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas.” (v. 46, NVI). En respuesta al “reclamo” de su madre, Jesús respondió: “¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre?” (v. 49, NVI).

Esta es nuestra primera rúbrica. Como alumna de Jesús, me queda claro qué es lo que espera de mí. Él me lo mostró con sus acciones.

1-    Estar en la casa de mi Padre, en otras palabras, ir a la iglesia,

2-    Sentarme con los maestros, escucharlos y

3-    Hacerles preguntas.

La rúbrica de Dios me dice exactamente lo que debo de hacer. La vida de Jesús, como se relata en los evangelios, es la rúbrica perfecta para mí cuando busco dirección. ¿Te unirías este año conmigo a ser alumna del Maestro? Sigámoslo y permitámosle que nos muestre cómo debemos vivir.

Jesús ¿cómo es que tú me invitas a seguirte? ¡Me ofreces mostrarme y enseñarme cómo vivir! Gracias a tu ejemplo de vida puedo vivir segura y confiada de que mi vida es valiosa. En tu nombre Jesús, amén.

Recursos Relacionados:                                                                                                 
Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

From the Pound to the Palace, (libro y DVD disponibles en inglés). Es un cuento para niños que ilustra en forma clara la “rúbrica” de la obediencia y los pasos a seguir para tener  una relación eterna con el Maestro.

Visita el blog de Vanpara conocer más de las rúbricas espirituales que se encuentran en la Palabra de Dios.

Segunda lectura: Ustedes, las que leen nuestras lecturas, han estado pidiendo más de una lectura a la semana. Gracias a Dios por nuestras voluntarias que las traducen, ahora podemos ofrecerles dos lecturas semanales. Esta lectura estará disponible los sábados en nuestra página. Es una bendición darles estas lecturas, pero esto implica un costo financiero. Así que tenemos una petición especial para este nuevo año; y aunque Dios siempre provee de maneras extraordinarias, en muchas ocasiones él usa a sus hijos para que otros tengan. ¿Quisieras ser parte de esta bendición, para que nuestro ministerio pueda alcanzar a muchas más mujeres, y contribuir con un regalo financiero? Tu donación,grande o pequeña, será de gran ayuda. Gracias.

Reflexionar  y responder:                                                                                                                    
Cuando nos encontramos en una encrucijada ¿cómo podemos estar seguras de qué dirección tomar?

¿Qué pasos debes seguir para mantener esos sentimientos de inseguridad espiritual a un lado?

Alguna vez te preguntaste: “¿Mi vida le agradará a Dios?”. No tienes por qué vivir tu vida sintiéndote insegura espiritualmente. Creo que Dios ha especificado en forma clara sus rúbricas para que pongamos toda nuestra confianza en que él nos mostrará cómo debemos vivir. Nuestras acciones no tienen por qué ser un juego de adivinanzas. Como alumnos de su clase, nunca debemos sentirnos incompetentes.

Versículos Poderosos:                                                                                                                      
Lucas 6:47 (NVI): “Voy a decirles a quién se parece todo el que viene a mí, y oye mis palabras y las pone en práctica…”

Juan 14:26 (NVI): “Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho”.

© 2013 de Van Walton. Todos los derechos están reservados. 

Proverbs 31 Ministries                                                                                                                      
616-G Matthews-Mint Hill Road                                                                                               
Matthews, NC 28105                                                                                                                            www.Proverbs31.org

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?