Dentro del béisbol - Devocional para Parejas - La semana del 24 de Abril

Dentro del béisbol

He aquí, tú deseas la verdad en lo más íntimo.

Salmo 51:6

A veces, mientras corriges a los hijos, puedes fácilmente perder de vista la razón principal por la cuál los estás disciplinando. No es sólo para que recojan la ropa o que se coman la comida, o que dejen de pegarle al hermano. Los disciplinamos para desarrollar su carácter interno, para que sepan y aprendan a responder a los desafíos de la vida.

El núcleo de una pelota de béisbol está hecho de caucho duro. Pero imagina que estuviese hecho de malvavisco. ¿Qué pasaría cuando la cuerda la envolviera o cuando un bate la golpeara un par de veces? Se perdería su forma, dejando una bola inútil.

El interior es lo que cuenta – el carácter que estás cultivando en tus hijos. A medida que la vida comienza a suceder, y a medida que las circunstancias y las decisiones comienzan a envolverlos, es su carácter lo que los mantendrá intactos.

Bárbara y yo definimos el carácter como “la capacidad de responder”, la capacidad de escoger las opciones correctas en respuesta a la autoridad y a las circunstancias de la vida. Desde el momento en que tus hijos salen de la cuna, tu tarea como padre es transformar las situaciones de la vida en situaciones de aprendizaje, cultivar su “capacidad de responder,” día por día, y enseñarles cómo responderte a ti, a los demás, a la vida y a Dios.

En los días que vienen, tendrás muchísimas oportunidades de sobre reaccionar frente a la conducta de tus hijos, o de preocuparte por las raíces de su desarrollo; de enfocarte en lo externo, o entrenar sus corazones. Recuerda que estás cultivando carácter. Sólo los que crecen fuertes en su carácter interno, especialmente aquellos cuyo carácter ha sido fortalecido en su compromiso con la Palabra de Dios, tienen la médula para superar los desafíos que enfrentarán en la vida.

Editors' Picks

  • How Did Lucifer Fall and Become Satan?
    How Did Lucifer Fall and Become Satan?
  • When a Harsh Pastor Is Really a False Teacher
    When a Harsh Pastor Is Really a False Teacher
  • Can Christians Embrace Evolution?
    Can Christians Embrace Evolution?