Ánimo Para la Mujer - La Semana del 9 de Febrero

   

¿QUÉ HA HECHO DIOS POR MÍ ÚLTIMAMENTE?
Tracie Miles

"Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús."
Filipenses 2:5 (RVR)

Lectura:

¿Está el vaso medio lleno o medio vacío? ¿Está el día parcialmente soleado o parcialmente nublado?

La perspectiva marca toda la diferencia.

Incluso en los cristianos fuertes, que está arraigados en su fe, el desaliento puede entrar fácilmente en sus corazones y mentes cuando la vida se nos vuelve un caos. Al luchar con los retos y las dificultades de la vida cotidiana, o cosas que nos sucedieron y consideramos injustas o injustificadas, es fácil adquirir una mentalidad habitual de negativismo. Puede que nos encontremos preguntándole a Dios, tal y como decía la vieja canción de los años 80: "¿Qué has hecho por mí últimamente?"

La respuesta a esta pregunta dependerá enteramente de nuestra perspectiva. Dios hace más por nosotros diariamente de lo que en verdad merecemos, pero resulta tan fácil perder de vista lo bueno porque estamos tan atrapados en la realidad de lo malo. ¿Cómo podemos combatir esta actitud perfectamente humana?

Oración.

Decidir tener una actitud como la de Cristo.

Hacer un inventario de cada una de nuestras bendiciones.

La vida. Cada respiración. Cada latido del corazón. Un cónyuge o ser querido. Los hijos. Ropa que debe ser lavada porque Dios te dio ropa para vestir y una forma para lavarla. Buena salud para ayudar a aquellos cuya salud está fallando. Médicos instruidos y de confianza para atenderte cuando enfrentas los retos de la salud. Una casa que necesita limpieza. Un carro para manejar. La capacidad de comprar gasolina para el carro. Un trabajo adonde ir. La habilidad para ser una ama de casa o esposa. Niños saludables que pueden tocar música o practicar deportes. Amigos. Familia. Libertad. Jesús. Vida eterna.

¿Qué tienes hoy en la lista de tu inventario? Si eres honesta contigo misma, ¿dirías que has estado buscando los aspectos positivos de las situaciones en tu vida? ¿Has considerado que Dios pudiera utilizar esas cosas para acercarte más a Él? ¿O has estado concentrada principalmente en lo negativo?

En los momentos de negativismo nos convertimos en nuestro propio enemigo. Libramos una batalla en nuestra mente porque miramos nuestra situación desde nuestra propia perspectiva, en lugar de lo que Dios podría estar haciendo a través de nuestra situación. Por lo tanto, con el fin de cambiar nuestras mentes, tenemos que escoger cambiar nuestra forma de pensar, nuestra perspectiva. La actitud es una opción.

Winston Churchill dijo una vez: "Un pesimista ve la dificultad en cada oportunidad; un optimista ve la oportunidad en cada dificultad". ¿Qué ves tú por lo general?

Al decir de la vieja frase: hoy es el primer día del resto de tu vida, ¡y nunca es demasiado tarde para convertirse en una persona optimista! He oído que se necesita hacer algo durante 21 días para que se convierta en un hábito nuevo. Mientras más practiques el desafiar tu manera de pensar, más automática se convertirá. Los cambios no podrán realizarse inmediatamente, pero con el tiempo, el desafío es más fácil y el optimismo se convierte en algo normal en lugar de la excepción.

¿Estás dispuesta a asumir el reto de convertirte en una persona optimista hoy? La recompensa de buscar la bondad de Dios en cada situación será un corazón más saludable y feliz.

Estimado Señor, ayúdame con mi tendencia humana de ser crítica o buscar lo negativo en las situaciones. Perdóname por mi falta de gratitud por todo lo que me has dado. Gracias por tu paciencia conmigo mientras me esfuerzo por ser un ejemplo de santidad. Guía mi corazón para que te reconozca, en lugar de ver las cosas desde una perspectiva terrenal. Llévame a una relación más estrecha contigo al ayudarme a contar mis bendiciones cada día. En el nombre de Jesús, Amén.

Recursos relacionados:

¿Conoces a Jesús?

Más recursos

Pasos para la aplicación:

Dibuja dos columnas en un trozo de papel. En el lado izquierdo, haz una lista de las situaciones difíciles o frustraciones diarias de tu vida. En el lado derecho, escribe algo positivo acerca de esa situación o frustración, y cómo Dios puede hacer crecer tu fe al depender de él en esa situación. Si te resulta difícil encontrar algo positivo, ora y pídele a Dios que te muestre.

Puntos para reflexionar:

¿Es mi actitud típicamente negativa u optimista?

Si a un amigo cercano se le pidiera que me describiera como a un pesimista o un optimista, ¿cuál elegiría?

Versículos que de darán fuerza:

1 Pedro 1:1-3, "Pedro, apóstol de Jesucristo, a los elegidos, extranjeros dispersos por el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, según la previsión de Dios el Padre, mediante la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser redimidos por su sangre: Que abunden en ustedes la gracia y la paz. Alabanza a Dios por una esperanza viva ¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva." (NVI)

 

© 2011 de Tracie Miles. Todos los derechos están reservados.

Proverbios 31 Ministerios para la mujer
616-G, Matthews-Mint Hill Road
Matthews, NC 28105 
www.proverbs31.org

 

Editors' Picks

  • How to Read & Understand the Bible in 4 Simple Steps
    How to Read & Understand the Bible in 4 Simple Steps
  • What You Need to Know about the Anglican Church
    What You Need to Know about the Anglican Church
  • 10 Valuable Reasons to Know the History of Christian Theology
    10 Valuable Reasons to Know the History of Christian Theology