Aventuras en la Historia Sagrada - La Semana del 15 de Octubre

Dios Sabe...Cuando Me Han Dejado Fuera - Parte 2
Jesús había prometido encontrarse con los discípulos en Galilea y ellos estaban ansiosos de verlo nuevamente. Pronto, siete de ellos se habían reunido a la orilla del Mar de Galilea. El mar les traía muchos recuerdos. Había tantas cosas que les recordaban las palabras y las obras de Jesús.
 
"Voy a pescar, " le dijo Pedro a los otros. Una buena pesca nocturna les traería dinero. Trabajaron toda la noche. Vez tras vez echaron las redes y las sacaron de nuevo, ¡vacías cada vez! Al amanecer, regresaron a la orilla. "¿Han pescado algo?" se escuchó la pregunta. Los discípulos voltearon y vieron a alguien en la orilla. "No," le contestaron. "Echen la red hacia la derecha y encontrarán algunos," sugirió el hombre.
 
De nuevo bajaron la red. ¡Justo debajo del agua habían entrado tantos peces en la red que no podían sacarla! Juan vio al hombre y exclamó, “¡Es el Señor!” Pedro saltó al agua y nadó para ir a saludar a Jesús. Los otros le siguieron, arrastrando la red llena de peces.
 
Desayuno en la Playa
Acercándose a la orilla, vieron que Jesús había encendido una fogata en la playa. Les pidió que trajeran algunos de los peces que habían pescado. Arrastraron la red y contaron - 153 peces grandes. Cuando todo estuvo listo, Jesús les dijo, "Vengan y coman." Mientras los discípulos comían, recordaron cuando Jesús les había ayudado con la pesca justo antes de llamarlos a convertirse en pescadores de hombres. Los discípulos entendieron que Jesús aun deseaba que trabajaran para Él. Mientras hicieran Su trabajo, Él los cuidaría.
 
Jesús le preguntó a Pedro, "Simon, hijo de Jonás, me amas?" Pedro respondió, "Sí Señor, tú sabes que te amo." "Alimenta mis corderos," le dijo Jesús. Muy pronto Jesús, el buen Pastor, regresaría al cielo. Jesús le estaba pidiendo a Pedro que ayudara a cuidar a Sus seguidores. Una segunda vez le preguntó Jesús a Pedro, "¿Me amas?" De nuevo Pedro, humildemente respondió, "Sí Señor, tú sabes que te amo." "Apacienta  mis corderos," le dijo Jesús.
 
La tercera vez que Jesús le preguntó, "¿Simon, me amas?" Pedro recordó como él había negado a Jesús tres veces. ¿Sería que nadie volvería a creer en él? "Oh Señor," le contestó, "Tú sabes todas las cosas. ¡Tú sabes que te amo!" "Alimenta mis corderos," Jesús le respondió, confiándole una labor importante. Los otros discípulos estaban escuchando. Se dieron cuenta de cuánta paciencia, perdón y amor tiene Jesús por alguien que se equivoca.
 
 
Tu Historia Preferida
PO Box 8
Niles, MI 49120
1-888-847-8854 (USA)
269-471-7176
[email protected]
 

For more information please visit Tu Historia Preferida on OnePlace.com!