Guardándoloen Silencio - Devocional para Parejas - La semana del 7 de Noviembre


Guardándoloen silencio
por Barbara Rainey

El Señor es la porción de mi herencia y de mi copa.

Salmos 16:5, LBLA

Casi un año después de que mi mamá y mi papá se casaron, los padres de ella decidieron divorciarse. Mi mamá viajó a Chicago y pasó una semana completa rogándole a sus padres que restauraran su relación. Sin éxito, volvió emocionalmente exhausta, necesitando más que nunca una relación cálida y de aceptación por parte de su suegra que vivía cerca. Pero por razones que aún desconocemos, la mamá de mi papá nunca la aceptó sin reservas.

Ustedes pensarán entonces que en mi niñez yo crecí con una madre amargada a causa de la pérdida del cariño y del apoyo de sus padres y suegros. Ustedes pensarán que mi relación con mis abuelos fue distante y fría. Pero la verdad es que fue todo lo contrario. Eso, porque mi niñez fue protegida por una madre que aceptó en silencio las circunstancias que Dios había ordenado para su vida, y se rehusó a traspasar su dolor a la siguiente generación.

Mi mamá podría habernos envenenado a mis hermanos y a mí contra nuestros dos pares de abuelos, alegando con furia sobre el dolor y el rechazo que sus fracasos le causaron a ella.  Podría haber criticado a mi padre, transformándolo en el chivo expiatorio por la actitud de su madre hacia ella.

Sin embargo, no lo hizo. Ella nunca, ni una sola vez, dijo alguna palabra negativa sobre estas personas tan importantes en nuestras vidas. Como resultado de eso, nosotros crecimos confiados del amor de nuestros padres, seguros de su compromiso mutuo, y libres para disfrutar de la relación con nuestra familia extendida.

Cada uno de nosotros llega a su matrimonio con su propia cuota de experiencias y de dolor. Pero no tenemos que traspasarlos y cargar a los hijos con nuestro bagaje negativo. Ustedes pueden detener este ciclo en su generación, rehusándose a amargarse y hablando bien de la familia.

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?