Devocional para Parejas - La semana del 5 de Octubre


 

No Sin Luchar

Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. Isaías 65:24

Bárbara y yo oramos juntos cada noche, y ha habido momentos en que nuestras oraciones antes de dormir han sido poco más de dos o tres frases: "Gracias, Señor, por llevarnos a través de este día. Estamos cansados. Buenas noches. Amén. "Y ha habido otros momentos en los que nuestros corazones han estado llenos de angustia. Desde que comenzamos este viaje juntos en 1972, le hemos pedido a Dios de casi todo-cosas grandes, pequeñas y cada cosa en el medio.

Por ejemplo, cuando nuestros hijos tenían 14 y 12 años de edad, empezaron a agredirse el uno al otro como luchadores profesionales. Yo no estoy hablando de la diversión de juegos bruscos. Algo sobre la proximidad de sus edades al entrar en la adolescencia los puso en conflicto entre sí, y su lucha comenzó yéndose a las manos. ¡Una noche incluso arrancaron una puerta de sus bisagras!

Los disciplinamos severamente por esto, como se pueden imaginar. Los hicimos pagar por los daños. Pero sabíamos que esto no era suficiente para reparar lo que sea que se había interpuesto entre ellos. Todavía recuerdo la noche que hicimos la oración de los padres desesperados: "Señor, nos sentimos como que estamos perdiendo esta batalla con nuestros hijos. ¿Puedes encontrar la manera de tejer sus corazones juntos?”

Varios días después, nuestro hijo mayor, Benjamín, pidió hablar con nosotros. La noche anterior había soñado que su hermano, Samuel, fallecía en un accidente de coche. Benjamín se despertó llorando porque lo extrañaba. Se sentía condenado de que en realidad no estaba apreciando a Samuel como debería. Él quería ser mejor hermano mayor.

Esta experiencia no terminó totalmente su guerra entre hermanos. Pero fue emocionante para Bárbara y para mí el ver a Dios contestar nuestra oración dirigiendo divinamente esta circunstancia. Se nos recordó una vez más que las oraciones no sólo se quedan en el aire. Las oraciones son escuchadas. Y las oraciones son contestadas.

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?