Devocional para Parejas - La semana del 24 de Agosto

Oraciones Iniciales

Más el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración. 1 Pedro 4:7

Si están tratando de orar juntos regularmente como una pareja, aquí hay un esquema muy viable y algunas sugerencias que puede seguir. Tal vez usted ha escuchado hablar del método de ACTS (Actos en Español), utilizando las cuatro letras de esa palabra para enmarcar sus oraciones para cada día:

La A es para Adoración. Venerar y adorar a Dios por su amor, la gracia y el perdón. Alabadle por sus trabajos en su matrimonio y la familia.

La C es para Confesión. Estar de acuerdo con Dios acerca de cualquier pecado que necesite ser confesado antes de pedir por su ayuda, limpieza de corazón para ser puros de mente en sus peticiones.

La T es para Agradecer (Thanksgiving en Inglés). Dar gracias a Dios por su cónyuge, sus hijos, su trabajo, su casa, cualquier cosa que Él le trae a la mente.

La S es para Súplica. Pídale por las cosas que pesan en su corazón; un hijo que tiene problemas en la escuela, las necesidades físicas y espirituales de su familia, problemas financieros, etc., no se preocupe por lo de impresionar con el lenguaje religioso. Recuerde que la oración es a la vez reverencial y relacional.

Es posible que también deseen turnarse para rezar-uno de ustedes esta noche, el otro mañana, como cada uno de ustedes se sienta más cómodos haciendo esto juntos. Y para que usted no sienta que siempre está cubriendo el mismo terreno cada vez, considere la posibilidad de un enfoque diferente para la oración de cada día. El domingo, orar por las actividades de la semana próxima. Lunes, orar por su matrimonio y los hijos. Martes, orar por toda su familia. Miércoles, orar por los compañeros de trabajo y otras cuestiones relacionadas con el trabajo. Jueves, orar por los líderes y las necesidades de la iglesia. Viernes, orar por eventos nacionales e internacionales. Sábado, dedicarse a la alabanza.

 

Por último, se dan la mano o se sostienen entre sí cuando oren. Orar juntos es una conversación íntima con Dios Todopoderoso.

La creación de expectativas como éstas pueden ayudar a hacer su oración en común más significativa, menos rutinaria y más natural con el tiempo. Le puede ayudar a cruzar esos obstáculos que amenazan con llevarlo de nuevo a la falta de oración.

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?