Hermanos y Hermanas Mayores - Devocional para Parejas - La semana del 18 de Julio

Hermanos y Hermanas Mayores

"¿Soy yo acaso guardia de mi hermano? Génesis 4:9"

Estábamos cenando recientemente con cuatro parejas. A medida que la noche avanzaba, uno de ellos compartió su lucha con una hermana, quien a la edad de 45 años está crónicamente enferma y es probable que sea hipocondríaca. Esto llevó a otro amigo a compartir cómo su hermano se encontraba en una relación enfermiza, codependiente con su madre de 90 años de edad. Pasó alrededor de la mesa - cada uno de ellos con su propia historia que contar acerca de estrés con un hermano.

Mientras Barbara y yo manejábamos a casa, el pensamiento me golpeó: ¡El problema con las familias es que todos nosotros venimos de una! Puede que a veces sea tormentoso, desafiando la previsibilidad, habitualmente disruptivo - muy parecido a Caín y Abel en Génesis 4.

Tal vez uno de ustedes está distanciado de un hermano o hermana. Tal vez muchos meses o incluso años han pasado desde que ustedes han hablado o se han visto. Tal vez usted tiene un hermano que todavía no ha arreglado su vida y se sigue aprovechando de sus padres. Tal vez no importa lo que usted o cualquier otra persona haga para ayudarlo, él o ella no puede caminar en línea recta, mantener un trabajo o no meterse en problemas.

Creo que la sabiduría nos ofrece tres principios para tratar de lidiar con esto:

            1.   Dese cuenta de que no está solo. Las dificultades entre hermanos fue un problema en la primera familia - algo entre Caín y Abel, por lo que recuerdo - y sigue marcando la mayoría de las familias de hoy a medida que envejecen y se expanden. Con lo que está tratando es desafortunadamente más normal que anormal.

            2.   Deje de tratar de cambiarlos. Si usted tiene una tendencia a ser el contestador 911 al rescate, renuncie a ese papel. Ponga su confianza en un Dios grande, y dele el trabajo. Él sabe cómo hacerlo.

            3.   Perdónelos. Resista al resentimiento. Deje de castigarlos. Deles la gracia y la misericordia que usted ha recibido del Señor, y elija amarlos, incluso si tiene que ser desde una distancia segura.

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?