Susurros Nocturnos - 5 de Marzo, 2016

Mar 5 La Paella, el arroz simple y Jesús

CONSIDERA

La Paella, el arroz simple y Jesús

1 Corintios 11:1

Imítenme a mí, como yo imito a Cristo.

A comienzos del siglo XXI escuché a un prominente líder cristiano decir que: “Un hombre sin influencias no es nada”. 

El poder de influenciar, de marcar un rumbo, de formar, de determinar un resultado y de ser reconocido por ello es, frecuentemente, una motivación en la vida de los líderes cristianos en la tierra, sin embargo, junto con dicho poder viene la capacidad de materializar ‘la visión’ y de recibir las recompensas de distinción, respeto y bonanzas financieras que van junto con la concreción de esa visión y, lo que es más importante, la cristalización de la visión proporciona una esfera de influencia mucho mayor. La concreción del poder de influenciar ayuda a que uno se convierta en ‘alguien’, ¿se dan cuenta?

Las iglesias ‘de marca’ y orientadas al producto hacen del imperativo de la influencia no solo un factor importante para el logro exitoso de crecimiento sino que también impulsan, de manera poderosa, la premisa empresarial sobre todos los modelos de crecimiento de las iglesias citadinas de influencia. Tanto así, que pareciera que Dios se ha vuelto un capitalista. Y lo hace pensar a uno, ¿será esto cierto? 

Yo hablo, por supuesto, desde una posición de empresario: un fabricante, un protector y proveedor de bienes de marca. Sé de lo que hablo. Sé que la iglesia ‘de marca’ puede resultar muy exitosa a un nivel sumamente superficial y, recuerden mis amigos, que el éxito supera a la superficialidad. Lo que quiero decir es lo siguiente: Podemos vivir con alegría en la superficialidad siempre y cuando tengamos influencia, pues ya saben: ‘un hombre sin influencia no es nada’ y no hay nada con tanta influencia como las conexiones que trae el reconocimiento. El éxito de hoy en día puede convivir con la superficialidad. 

Las comunidades cristianas impulsadas por el éxito e influenciadas por la marca tienen dos problemas: 

Primero, todas se ven iguales con los matices, peculiaridades y rasgos comunes a una marca. A esto se le llama clonación que, como todos sabemos, puede funcionar bien para un desodorante o una zapatilla ¡pero para los seres vivos es intrínsecamente mortal en muchos niveles! 

Segundo y más importante, los consumidores poseedores de dicha marca, de hecho, ‘se identifican con ella’ más que con su patrocinador que es Jesucristo el Señor. Sí, así es, poseen la marca y la marca los posee a ellos. El supuesto Patrocinador Celestial es, a menudo, solamente un aviso publicitario y, para decirlo con franqueza, completamente irrelevante durante ‘el show’ que supuestamente Él respalda. 

Por lo tanto, este año, si necesitas un centro de reunión un poco más oscuro, o luces, o una máquina de humo, quizá un líder de ‘adoración’ estilo diva, o frases pegadizas y un orador enigmático luciendo un uniforme culturalmente aceptable, entonces, sin lugar a dudas formas parte de una nueva marca espiritual y empresarial y, en caso de que tu marca esté generando productos musicales y libros y se requiera que el CEO, (perdón, el Pastor principal) se relacione con empresarios de influencia similares a él, entonces también estás financiando una marca. ¡Bienvenido al capitalismo, buen creyente consumidor! ¿No crees que este sea el caso? ¡Oh, vamos! Verifica tu guardarropa espiritual. ¡Probablemente también estés vistiendo productos identificados por una marca sin siquiera darte cuenta!

La iglesia ‘de marca’ no se irá. Al menos, no por el momento. Continuará creciendo, se relanzará con nuevos nombres de moda, nuevos productos avalados por esposas bien vestidas y, al igual que un viejo culto a la personalidad de Corea del Norte, se asegurarán de que los hijos se hagan cargo del, ahora, gran negocio familiar. El capitalismo espiritual de los hombres de negocio conlleva siempre nepotismo aun cuando los sucesores no sean ni la mitad de buenos que los fundadores. ¡Imagínense!

Las señales de seguir a Cristo en lugar de a una marca pueden, de hecho, resumirse en una simpleza trinitaria: ‘Conflicto, sufrimiento y muerte’. El problema radica en que esta trinidad tan poco atractiva, aunque conduce hacia una vida eterna de abundancia, no es un muy buen argumento de venta para una marca. 

Por tanto, dime, ¿qué te pusiste hoy antes de salir por tu puerta? ¿Un producto de marca o a Jesús? ¿Por estar con quién eres reconocido, la marca o Jesús? ¿A quién amas más, a la marca o a su supuesto Patrocinador Celestial? ¿A quién estás influenciando, cómo y con qué? Lo que quiero decir es, ¿en qué estás haciendo que tu familia y amigos se metan? Vale la pena hacerse estas preguntas pues el destino de tu alma eterna y la de otros depende de las respuestas que puedas dar. Entonces, dime hoy, ¿eres un producto de una marca o un verdadero hijo de Dios?

Reflexiona:- Tú, en cambio, has seguido paso a paso mis enseñanzas, mi manera de vivir, mis propósitos, mi fe, mi paciencia, mi amor, mi constancia, mis persecuciones y mis sufrimientos. Estás enterado de lo que sufrí en Antioquía, Iconio y Listra, y de las persecuciones que soporté. Y de todas ellas me libró el Señor. Así mismo, serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesús, mientras que esos malvados embaucadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Pero tú, permanece firme en lo que has aprendido y de lo cual estás convencido, pues sabes de quiénes lo aprendiste. Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra. 2ª Timoteo 2 3:10-17 NVI. 

Ora: - Padre, haz de mí un soldado de Tu Hijo hasta tal punto que pueda conocerte verdaderamente a Ti y al gozo que Tú sientes por mí. Amén.

  • Editors' Picks

    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
  • The God of All Weather
    The God of All Weather
  • Does Islam Promote Violence?
    Does Islam Promote Violence?
;