Susurros Nocturnos - 29 de Diciembre, 2015

 

Dec 29 Creyendo, más allá de toda duda razonable

CREE

Lucas 1:20

“Pero como no creíste en mis palabras, las cuales se cumplirán a su debido tiempo, te vas a quedar mudo. No podrás hablar hasta el día en que todo esto suceda.”

Creyendo, más allá de toda duda razonable

Querido Arcángel Gabriel:

Realmente espero que esta carta te encuentre bien y feliz. ¡Estar siempre ante la presencia de Dios debe ser una experiencia increíble! Perdón, no debería haber usado esa palabra, tu sabes, ‘increíble’ o ‘difícil de creer’, dado que sé cuánto parece molestarte. Sin embargo, es una buena introducción Gabriel, porque realmente eso es de lo que quiero hablarte: ¡de creer!

Verás, me parece a mí que ustedes los ángeles, (y déjame decirte que tú en particular, Gabriel) son bastante inflexibles cuando se trata de que alguien crea en las palabras de Dios. Ahora, no me malinterpretes, yo sé que hacer eso es lo correcto, aunque Gabriel, tú eres un poco duro con nosotros, los humanos, ¿no lo crees así?, un poco despiadado, un poco como un robot, ¡un poco inhumano a la hora de aplicar ese principio de creencia total y consecuente juicio por cualquier indicio de falta de fe! Eso es bastante atemorizante para nosotros, ‘ya que estoy asumiendo que tú tienes gran autoridad y poder, con la capacidad de causar daño a voluntad’. (¡Pobrecita la Sra. Voluntad, siempre recibe golpes! Sólo un chascarrillo, Gabriel : -))

Mira, Zacarías es un ejemplo claro. Cual joven y piadoso recién casado, él estaba sumamente desilusionado (¡eufemismo cultural!) cuando su esposa, Elizabet, no podía y no quedaba embarazada. ¿Cuántos largos años pasaron, Gabriel, hasta que sus oraciones diarias por la apertura de su matriz llegaron al trono de Dios? ¿Cuántos Gabriel? Vamos, tú lo sabes, después de todo tú estás delante de la presencia de Dios. Fueron muchos, ¿no es cierto? Sin lugar a dudas, también estás al tanto de que a medida que la flor de la feminidad de Elizabet se marchitaba y caía al suelo, y el envejecimiento se arrastraba sobre ellos como un perro con pulgas, sus oraciones ya no expresaban lamento, pues se habían resignado, con mucho pesar, a la buena voluntad de su Buen Dios. Tú sabes todo esto. Luego, cuando Zacarías obtiene el trabajo de quemar incienso en el templo del Señor, tú te presentas en toda tu magnificencia y asustas al pobre viejo, casi al punto de arrancarlo de sus santos soquetes. ¡Hombre! Lo pusiste en un apuro, ¿no es cierto? Y anciano como estaba, ¡podría haber tenido un ataque al corazón! Después, y salido de la nada, mientras su corazón aún estaba en plena carrera, con una sonrisa tú anuncias (estoy presuponiendo que estabas feliz por él) que iba a tener un hijo, ¡un niño, al que ya se le había asignado el nombre de Juan, quien iba a ser magnífico en el Reino! ¡Maravillosas noticias!, estoy de acuerdo, pero un poco abrumadoras ¿no lo crees? Todos esos años de oración sin respuesta y entonces cuando ya está pasada, y digo muy pasada la medianoche, tú te presentas con toda tu gloria, lo asustas al punto de un ataque y luego respondes a todos sus deseos más profundos. ¡Ya parece Navidad, eh! Especialmente para el bebé del viejo Zaqui.

Ahora bien, honorable Gabriel, aquí es donde me molesto contigo. Yo no pienso, y lo repito, yo no pienso que sea irracional en un hombre mayor, asustado y bien avanzado en años, el tener, al menos, un poquito de duda escapando de sus labios, diciendo: “¿Cómo podré saber esto? Pues soy un hombre viejo y mi mujer también está avanzada en años”. No es irracional ¿cierto Gabriel? ¡Por supuesto que no! Sin embargo, tu respuesta de dejarlo ‘mudo’, sólo porque él no creyó tus palabras, no sólo fue irracional sino totalmente insensible, vergonzosa y, sinceramente, muy pero muy grosera de tu parte. Es ésta la razón de mi carta, Sr. Gabriel, pues sencillamente, no está bien.

El problema con ustedes los ángeles, si es que puedo decirlo sin ser irrespetuoso, es que son tan inhumanos y, siendo ese el caso entonces, bueno, no son lineales. El tiempo ha pasado ¿sabes? ¿Acaso no notaste que Zacarías y Elizabet estaban ambos viejos? Él lo sabe, ella lo sabe, pero parece que a ti no te importa. ¡Oh no! El tiempo, en tu pensamiento burdo y no-lineal, es totalmente irrelevante para ti. ¿Porqué debes de preocuparte, si todo tu equipo está marchito, poco atractivo y no en su mejor momento para el trabajo? ¡Qué importa! dices tú. “¡Lo dijo Dios, así es que, será mejor que lo crean!” Ese es tu acercamiento poco humano ¿no es cierto? Quiero decir, ¿qué importa si la respuesta a sus oraciones, a esta edad, es ahora tan inadecuada? Gente vieja con reumas, oliendo a ‘Bálsamo Bengué’ y a ‘Vicks Vaporub’ cuidando de un niño pequeño, ¡vamos! Los servicios sociales nunca permitirían que personas tan ancianas adoptaran un niño, y Zaqui sabía esto. ¡Un timing totalmente inapropiado Gabriel, completamente inapropiado!

¿Acaso no lo viste? Oh no, obviamente que no, fue rapidito y sin sentimiento, bofetada en la cara y un “porque no creíste”, ¡nueve meses de mudez y de verse como un tonto! ¡Ja! Qué respuesta tan despiadada, impensada y completamente inapropiada de tu parte, compañero.

Completamente inapropiada. ¡Lo siento, pero estoy enfadado y estas cosas tenía que decirlas!

Bueno Gabriel, debo concluir, esperando que cuando nos conozcamos hayas aprendido a ser un poco más lineal en tu comprensión y un poco más misericordioso cuando se trate de, simplemente, una duda razonable. ¡Más humano, quizá! Por favor no te enfades cuando nosotros, los simples, no creamos más allá de esta duda razonable. Yo creo que es porque nosotros, a diferencia de ti, vivimos vidas muy lineales. Es difícil para nosotros creer más allá de la duda razonable, aún a pesar de que tú, Gabriel, lo encuentras, oh...¡tan fácil! Supongo que el permanecer en la presencia de Dios tan a menudo y por tanto tiempo, te ha ayudado con esto. Sabemos que todo es posible con Dios. Lo sabemos, honestamente. Es sólo que, a diferencia de ti, no sabemos realmente lo que significa que “Él se hará cargo de cada pequeña cosa relacionada con, y respecto de, Su palabra hablada, que requiera que nosotros creamos más allá de toda duda razonable”. ¿Si me entiendes lo que quiero decir? Creo que sí. De cualquier modo, espero que esto aclare un poco las cosas y que te sea de ayuda cuando trates, en el futuro, con los ancianos. No te molestes en contestar, sé que estás ocupado, pero por favor, recuerda esto cuando estés tratando con nosotros y: “¡piensa en forma lineal!”

Mis saludos cordiales. Tuyo, el desilusionado de Tunbridge Wells, etc.… etc.…

Reflexiona: “También tu parienta Elisabet va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que decían que era estéril ya está en el sexto mes de embarazo.” Lucas 1:36

Ora: Mi Señor Jesús, gracias por tus siervos, todos los ángeles del Dios Altísimo. En el año que se aproxima, por favor, haznos tan capaces de creer como los ángeles que están ante Tu presencia. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

  • Editors' Picks

    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
  • The God of All Weather
    The God of All Weather
  • Does Islam Promote Violence?
    Does Islam Promote Violence?
;