Susurros Nocturnos - 29 de Agosto, 2016

Aug 29 Aprendiendo a tocar el laúd

DIFERENTE

Mateo 22:9 

Vayan al cruce de los caminos e inviten al banquete a todos los que encuentren.

Aprendiendo a tocar el laúd

En siglos pasados, si uno quería ser poeta, uno tenía que ser también músico. La parroquia de San Aldhelms, Walmington on Sea, puede haber sido ficticia, pero el santo no lo fue. Aldhelm fue un ídolo pop de sus días, y escribía poesía en métrica tanto latina como anglosajona, poniéndole música a muchas de sus composiciones. A pesar del hecho de que ninguna de sus canciones (que aparentemente eran populares en tiempos del Rey Alfredo el Grande) ha sido preservada, su leyenda, sin embargo, ¡sigue viva! 

Las canciones de Aldhelm deben haber sido buenas porque él las utilizaba como ‘carnada’. Dice la historia que cuando Aldhelm se dio cuenta que a su congregación le costaba trabajo ir a la iglesia, se paraba al final de un puente y cantaba canciones para ganar una multitud de oidores y una vez que la tenía, ¡ponía a un lado el laúd y comenzaba a exhortarlos sobre los asuntos eternos y sagrados! Me gusta este enfoque de “lo que sea necesario hacer”. Me atrevo a decir que San Aldhelm fue un “santo sensible y buscador ”. 

Uno de mis amigos queridos y antiguo mentor ha sido misionero y ha predicado al aire libre por muchos años. Sin embargo, si John Howarth comenzara a cantar, asustaría a las multitudes antes de tener la oportunidad de hablar de lo sagrado y lo Divino. No, su método y el método de muchos de los que predican al aire libre es utilizar un gran mural para dibujar. Con esto y algo de pintura, ellos se ponen un algún centro comercial o en una calle atestada de gente y comienzan a pintar. No dicen una palabra. Créanlo o no, esta actividad silenciosa atrae una multitud y cuando ya hay suficientes personas reunidas, ellos se vuelven de su pintura y con rápidas pinceladas, la audiencia escucha el Evangelio y lo ven en vivo ante sus ojos en el lienzo. ¡Lo que sea necesario hacer! 

Conozco a otro hombre que usaba una extraña combinación de milagros y narración de historias para predicar las buenas nuevas. Milagros indiscutibles uno tras otro e historias una tras otra. Esto lo metió en problemas con todo tipo de gente, especialmente con los religiosos, pero a final de cuentas, funcionaba. ¡Lo que sea necesario hacer! 

Amigos, tenemos que reunir primero a una multitud antes de contarles acerca de lo eterno, lo sagrado y lo Divino. Después de todo, esta es nuestra misión, decirle a la gente acerca de Jesús, para que Él llegue a tener Su cielo lleno hasta desbordarse. Entonces quizás hoy debamos comenzar a aprender a tocar el laúd. ¡Lo que sea necesario hacer! 

Medita: “Así que los siervos salieron a los caminos y reunieron a todos los que pudieron encontrar, buenos y malos, y se llenó de invitados el salón de bodas.” Mateo 22:10 

Ora: Señor, sácame de mi rutina y de mi estrechez de pensamientos. Persuádeme a salir de mis esquinas y envíame a pescar al otro lado de mi bote para que mis noches actuales de trabajo infructuoso se tornen en mañanas de abundancia y plenitud. Enséñame oh Dios, a tocar el ‘laúd’. Lo pido, Señor, para tu gloria. Amén.

  • Editors' Picks

    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
  • The God of All Weather
    The God of All Weather
  • Does Islam Promote Violence?
    Does Islam Promote Violence?
;