Susurros Nocturnos - 27 de Agosto, 2016

Aug 27 Creando pies ‘besables’

FIEL

Romanos 10:15

“Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!” 

Creando pies ‘besables’

“Walmington-on-Sea, un pueblo imaginario de la costa sur cercano a Eastbourne, fue el escenario para las aventuras de la Segunda Guerra Mundial de un grupo peculiar de hombres quienes, debido a su edad u otra discapacidad, no podían ser reclutados en los servicios de combate, y se alistaron como Voluntarios de Defensa Local (VDL), formando parte de la última línea de defensa británica que se conoció coloquialmente como “El Ejército de Papá”. El Cabo Jones pudo haber sido el líder del pelotón, pero el comandante por excelencia, fue el Capitán Mainwaring. Uno de sus muchos (y afortunadamente registrados) discursos, se refiere a la imponente responsabilidad que todo soldado de cualquier edad, tiene de cuidar sus pies. Desde el pasillo de la iglesia de San Aldhelm Walmington-on-sea, el capitán se dirigió en una ocasión a sus tropas con las siguientes palabras: “Y para resumir, cualquiera que sea el medio de transporte que utilicemos, ya sean bicicletas o camionetas u otras formas de transporte vehicular, al final, todo se reduce a una cosa: Tres Ps” 

Pies rápidos 
Pies funcionales 
(y por último, pero no menos importante) 
Pies sanos 
Un soldado es inútil sin sus pies

¡Qué verdad tan increíblemente inspiradora y qué palabras tan profundas fluyeron de la boca de este el más intrépido y ficticio capitán de los hombres! ¡Un soldado es inútil sin sus pies! Fíjense bien: ¡Aun un tonto y un insensato presuntuoso conoce la importancia de cuidar los pies! 

Entonces querido amigo, ¿estás cuidando tus pies? ¿Son pies rápidos, que se apresuran para obedecer al Maestro, llevando a cabo lo que El te ha dicho que hagas? ¿Son pies funcionales? En otras palabras, ¿te sostendrán? ¿Te mantendrán inamovible y firme y siempre abundando en la obra del Señor? ¿Están sanos tus pies? ¿Libres de enfermedades, de mal olor, saludables, sin grietas? 

Cuida hoy tus pies, porque si la mala condición de ellos te impide pelear la buena batalla, entonces no podrás estar en las líneas del frente de la guerra. 

Medita: : “Uno de los fariseos invitó a Jesús a comer, así que fue a la casa del fariseo y se sentó a la mesa. Ahora bien, vivía en aquel pueblo una mujer que tenía fama de pecadora. Cuando ella se enteró de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de alabastro lleno de perfume. Llorando, se arrojó a los pies de Jesús, de manera que se los bañaba en lágrimas. Luego se los secó con los cabellos; también se los besaba y se los ungía con el perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado dijo para sí: Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la que lo está tocando, y qué clase de mujer es: una pecadora.” Lucas 7:36-39 

Ora: Señor, mis pies están en “malas condiciones”. Por favor, sánalos y enséñame cómo mantenerlos frescos, lavados, fragantes, atractivos y ‘besables’. Que el mensaje que ellos lleven sea de un olor y un sabor dulce, para aquellos que estén en necesidad. Amén.

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?