Susurros Nocturnos - 26 de Mayo, 2016

May 26 Una gran paliza

VIVIR

Salmos 139:21-22

¿Acaso no aborrezco, SEÑOR, a los que te odian, y abomino a los que te rechazan? El odio que les tengo es un odio implacable; ¡los cuento entre mis enemigos!

Una gran paliza

Un amigo mío me dijo una vez que él pensaba que debía haber nacido en los tiempos del Antiguo Testamento, ya que en aquél entonces, uno podía enfrentar a sus enemigos en vez de perdonarlos, amarlos y orar por ellos. Yo sé lo que él quería decir, ¡ya que el Cristianismo del Nuevo Testamento pide mucho de nuestras mejillas!

Nuestros versículos de hoy, no se escuchan mucho en las Iglesias, mientras que los que le siguen y los dos últimos de este mismo salmo se escuchan muy a menudo. Aquí están: “Examíname oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos, y ve si hay en mí caminos de perversidad y guíame en el camino eterno”.

Ahora, mis amigos, es muy fácil comprender porqué todos estos versículos deben aparecer juntos. Como Adam Clarke, el viejo comentarista lo expresa: “Porque el que odia completamente las prácticas de un hombre, no está lejos de odiar al hombre mismo. Es muy difícil odiar el pecado con todo el corazón y sin embargo amar al pecador”. Dar una paliza es algo muy peligroso. ¿Entienden esto?

Recuerda que David fue un hombre de extremos. El te amaba o te odiaba. Era todo o nada. Con este hombre no había puntos medios. Tú sabías exactamente en qué posición David te tenía. Sin embargo, sospecho que vivir con él era un poco como subirse a una montaña rusa. No obstante, Dios lo amaba mucho y David al menos, estaba un poco consciente de los problemas relacionados con su pasión. En otras palabras, él sabía que “tú no puedes dar una paliza sin que sufras alguna consecuencia”. Si pudiera parafrasearlo entonces él diría, “Estas pasiones me abruman. Ahí están, no las puedo negar y debo expresarlas. Sin embargo, sé lo que hay dentro de mí. Por tanto, examíname y conóceme y quita la raíz de mi iniquidad".

Me gusta eso. Es un asunto peligroso, ¿verdad? Imagínate si la iglesia o tu centro de trabajo de pronto tuvieran miembros y empleados que expresaran lo que piensan realmente de las cosas, la gente y los problemas. Es mejor ni pensar en tal erupción volcánica, ¿verdad? Aunque no puedo evitar preguntarme si esta no fuera posiblemente una forma más saludable de vivir.

Estoy seguro que necesitamos aprender a expresarnos sin pecar. Ustedes notarán que no dije herir, ofender, molestar o causar perturbaciones. No. Esto no sucede así. La expresión emocional puede ser un viaje peligroso de recorrer. Por lo tanto amigos, con mucho cuidado y sin pecar… ¿por qué no van y expresan lo que sienten? Vamos libérense, pero por favor ¡usen su efod de lino, pónganse unos calzoncillos y dejen salir eso primeramente haciendo un auto-examen de todo y con sumo cuidado!

Reflexiona: “Vestido tan sólo con un efod de lino, David se puso a bailar ante el Señor con gran entusiasmo.” 2 Samuel 6:14 

Ora: Señor, ayúdame a vivir delante de Ti con una pasión extravagante. Examíname y muéstrame mi pecado. Déjame darme cuenta y después ayúdame a liberarme de él, mientras danzo ante ti, que toda mis emociones venenosas salgan por las puntas de mis dedos, y Señor, mi Señor, ¡lléname con tu gozo extravagante! En el nombre de Jesús oro. Amén.

  • Editors' Picks

    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
  • The God of All Weather
    The God of All Weather
  • Does Islam Promote Violence?
    Does Islam Promote Violence?
;