Susurros Nocturnos - 26 de Febrero, 2016

Feb 26 La forma en que la iglesia moderna elige a un hijo de Isaí

ELIGE

La forma en que la iglesia moderna elige a un hijo de Isaí

1 Samuel 16:6

Cuando llegaron, Samuel se fijó en Eliab y pensó: “Sin duda que éste es el ungido del SEÑOR.” NVI 

El punto al que deseo referirme aquí es cómo contrata la iglesia moderna (asumiendo que esto fuera posible en el sentido bíblico) a los ungidos del Señor para ser sus líderes en la iglesia local o, como mínimo, para ser la cabeza asalariada del equipo de liderazgo, es decir, el CEO del personal o el presidente de la mesa directiva de la iglesia. 

Para complicar aún más las cosas, lo que el Señor no mencionó en Efesios 4:11 fue la subdivisión y categorías del rol pastoral. Creo que esto constituyó (perdón por la broma) algo desafortunado de Su parte. Aun así, en la actualidad la mayoría de los servicios de búsqueda de Empleos Cristianos muestran una plétora de trabajos Pastorales que están vacantes. Aquí tenemos 33 para comenzar: Pastor Asociado, Pastor de Niños, Pastor de Campamento Cristiano (¿Eh?), Pastor de Educación Cristiana, Pastor Desarrollador de Iglesias, Pastor Plantador de Iglesias, Pastor de la Universidad, Pastor especialista en Comunicaciones, Pastor Consejero, Pastor de Discipulado, Pastor encargado del Evangelismo, Pastor Ejecutivo, Pastor de Familia, Pastor Interino, Pastor de Hombres, Pastor de Misiones Locales, Pastor de Misiones Internacionales, Pastor de Música, Pastor de Alcance Misionero, Pastor de Ministerios dentro de la Iglesia, Pastor de Cuidado Pastoral (¡gracioso!), Pastor encargado de la Programación, Pastor de Deportes y Actividades Recreativas, Pastor de Adultos Mayores, Pastor Principal, Pastor de Adultos Solteros, Pastor de Grupos Pequeños, Pastor de Mujeres, Pastor de Adoración, Pastor de Adultos Jóvenes, Pastor de Jóvenes, ah y la número 34 es mi favorita entre todas ellas, el aviso de trabajo del dios desconocido, (34) ‘¡Otro Pastor!’

Para satisfacer tal cantidad de necesidades de la iglesia, la maquinaria de educación religiosa ofrece (por una pequeña cuota) varias rutas de estudio que guiarán a las personas hasta las áreas pastorales que puedan elegir. (Para su información: Capellanes, (ver Efesios 4:11), Profetas, Evangelistas y Apóstoles, en realidad no son trabajos muy populares. En círculos bautistas y entre los reformados conservadores, en especial, Dios los ha estado reduciendo progresivamente durante años, en especial el de profeta). Por lo tanto, por un período de entrenamiento costoso que va desde los 18 meses para un Diploma (papel higiénico), hasta 3 años para una licenciatura y continuando luego de 6 a 12 años más para un doctorado (¡cling caja! – ¡Más respeto por esto, por favor!), el nivel de educación alcanzado y, por supuesto el área de especialización y acreditación, proveerán las llaves de acceso a ciertas puertas ungidas del servicio ordenado por Dios. (El paquete de remuneración estará determinado, principalmente, por una combinación de experiencia, por contra quién estés compitiendo, por el presupuesto disponible y por cuán desesperados estén, (si fuera la voluntad del Señor). Ahora bien, hay varios tipos diferentes de contratación pero permítanme concentrarme en el más frecuente, que es el siguiente: ‘el pastor perfecto y sin mancha’.

La mayoría de las Iglesias desean presentar un comunicador principal que se ajuste al de alguien respetable y bien organizado, con la imagen de ‘esto es lo que Dios puede hacer por ti’ y ‘mira a nuestro pastor inmaculado’. Ten presente también que, en comparación con el líder, los que están tras bambalinas no son tan importantes, más bien es el chico que ‘da la cara’ el que debe verse muy feliz con su vida, su esposa, sus hijos y sus contactos. Por lo tanto, si perteneces a una gran iglesia con dinero, tu equipo de búsqueda Pastoral, (el cual ha sido elegido y seleccionado a través de la oración) a su vez contratará a un reclutador de talentos profesional para que realice la búsqueda y la selección por ti. Para facilitar las cosas, ellos ya han determinado los requisitos, también a través de la oración, y en general los parámetros más importantes resultan ser los siguientes: “haber estudiado en una institución de buena reputación y haber alcanzado, como mínimo, el nivel de Maestría además de contar con una experiencia de 7 años al frente de una congregación de más de 1500 personas”. Mientras ellos oran, la empresa que han contratado (y por cierto, por honorarios muy elevados – pero bueno, se trata de un cargo de liderazgo clave) realizará el trabajo de publicar los anuncios y se abrirá camino entre los varios cientos de solicitudes de trabajo (parece que Dios realiza llamamiento de pastores a granel), también examinarán los antecedentes crediticios y criminales, para finalmente presentar ante el comité de búsqueda, aproximadamente una media docena de nombres. Cuatro de estos serán seleccionados para una entrevista y, luego quizá, un par serán propuestos para ‘ser evaluados mientras predican’. Si la iglesia está conforme con la oferta (perdón, el llamado guiado por el Señor), en ese caso ofrecerán al hombre el puesto (perdón nuevamente, indicarán al candidato que ellos creen que él es el llamado por el Señor). A esto seguirá alguna renegociación de contrato y, si todo sale bien, el hombre aceptará el llamamiento del Señor y los comunicados de prensa abundarán.

Ahora bien, si la iglesia no cuenta con tal cantidad de dinero para gastar, en ese caso irán en búsqueda de, ya sea un hombre joven que aún esté estudiando, o uno que haya concluido sus estudios recientemente y que aún no haya tenido tiempo de ‘estropear’ las cosas y por consiguiente que no tenga “cicatrices”. Esto funciona bien para la iglesia que ahora cuenta con un joven sonriente, entusiasta, inocente, fácil de controlar, e intacto, y también para el joven, ya que éste tiene ante sí la oportunidad de poner sus años de entrenamiento en práctica y también de obtener ese primer trabajo que irá a parar a su currículum, mientras se abre camino para llegar a las grandes iglesias de influencia (¡y qué es un hombre sin influencia!), si fuera la voluntad del Señor. ¡Todo arreglado!

De esta manera, todo el pastorado actual está influenciado por una educación basada en una carrera profesional y en la aceleración y el ascenso dentro de la misma estructura que se relacionan con recompensas basadas en la entrega de un servicio definido. ¿Existe alguna diferencia entre este ‘camino orientado hacia la forma de trabajar y de obtener recompensas’ con lo que sucede en el mundo? No, no la hay. Y francamente, no veo ningún problema en la utilización de esta metodología para proporcionar hombres verdaderos, entrenados y suficientemente probados para el púlpito moderno y para el pastorado. Ningún problema en absoluto, excepto uno: Que no es bíblico.

No obstante y por fortuna, o bien Dios se ha amoldado a nuestro gran diseño y las personas que contratamos son, obviamente, los ungidos, los talentosos y los llamados, o quizá simplemente nosotros nos hemos metido en el entrenamiento de desarrollo continuo y avanzado de Dios. Si es esto último, por supuesto, es una pena que Él no haya actualizado el manual de entrenamiento. Aun así, todo parece estar funcionando ‘maravillosamente’. ¿No es cierto? Me pregunto si el Rey David, o cualquiera de los primeros seguidores del más grande David, Jesús, alguna vez pudiesen haber obtenido un trabajo en la iglesia moderna. (¡Aunque también me pregunto si se hubieran molestado en solicitarlo!) 

Reflexiona:- Pero el SEÑOR dijo a Samuel: “No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; porque Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el SEÑOR mira el corazón.” 1 Samuel 16:7 NBLH 

Ora: -  A pesar de nosotros, por favor, envíanos profetas con un mensaje directo de Tu trono. Amén y que así sea.

  • Editors' Picks

    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
  • The God of All Weather
    The God of All Weather
  • Does Islam Promote Violence?
    Does Islam Promote Violence?
;