Susurros Nocturnos - 22 de Abril, 2016

Apr 22 Reconectando a los Desconectados

CONSIDERA

Reconectando a los Desconectados

Mateo 22:2-3

“El reino de los cielos es como un rey que preparó un banquete de bodas para su hijo. Mandó a sus siervos que llamaran a los invitados, pero éstos se negaron a asistir al banquete.” NVI 

Al momento de escribir esto llevo treinta y cuatro años de casado. El matrimonio trae bendiciones y gran bienestar, pero con ello vienen también los desafíos diarios y las desilusiones mutuas. Igualmente, agradezco a Dios por el matrimonio, pues aun cuando requiere de un compromiso absoluto y conlleva de manera inevitable un arduo trabajo (sí, es lo que dije) un arduo trabajo, sigue siendo mi matrimonio, mi hogar, mi espacio de bienestar y ese lugar donde sé que nunca voy a estar solo, que me ha hecho responsable y me ha mejorado, que me ha completado, balanceado y me ha hecho productivo. Agradezco a Dios por el matrimonio.

Nos guste o no, el formar parte de la iglesia local debería ser, en algún sentido, similar a una relación matrimonial, pues al pertenecer a ella encontraremos compromiso mutuo, bienestar, consuelo, protección, provisión y la alegría de pertenecer. Si este no fuera el caso, entonces todos los involucrados deberían realizar todo los esfuerzos necesarios para asegurar que todo esto sea restablecido de manera práctica y por la oración, pues si esto falta, entonces alguien, o quizá todos, están siendo utilizados, maltratados y totalmente defraudados. 

He notado que muchos cristianos que dejan de pertenecer a la iglesia local adoptan el estilo de vida del hombre soltero. En ocasiones se vuelven haraganes, permanecen recostados cuando deberían estar trabajando, los platos sucios quedan en el fregadero demasiado tiempo, las telarañas se acumulan en los rincones y las plantas de interior mueren por falta de atención. Se les ve, bueno, ustedes me entienden, se les ve por ahí. ¿Y el cuarto de baño? Bueno, mejor no hablemos de eso. Estos hombres alejados de la iglesia se vuelven los desconectados y, aquellos que no se encuentran en la misma situación, los ven con cierta desconfianza. Ciertamente, este es el problema si estás alejado de la iglesia: no importa cuán privado de tus derechos te hayas sentido, tú te has vuelto el justificativo de tu situación; sí, no importa cuán molesto haya sido lo que te ha llevado hasta aquí, ni cuán bien te sientas ahora, en este momento te encuentras totalmente desconectado de la iglesia y esto no debería ser así. 

He observado también que no existe una lógica bíblica, ni un castigo, ni una necesidad en la iglesia local que haga que ‘Los Desconectados’ regresen a un lugar donde se les trata mal, donde hay indiferencia o usura espiritual y, en ocasiones, maltrato (léase: ‘miseria’), y no sería bueno intentar algo así. No. En todo matrimonio que fracasa, los cambios y las modificaciones han de venir de ambos lados. En este sentido, casi nunca se puede regresar a como era antes sino que se ha de avanzar y, para sorpresa de ambas partes, he notado que, en la mayoría de los casos, el camino hacia adelante es un destino mucho mejor. Dicho esto, ustedes, las iglesias locales, y cuando digo iglesias locales quiero decir ‘los líderes locales’ ¡ustedes también deben cambiar!

Ahora bien, no estoy diciendo aquí que cualquier hombre chiflado, o ese bribón descarriado deberían tener el poder de manipular a los líderes. ¡Por supuesto que no! Sin embargo, hoy en día son muchos más los cristianos que dejan de asistir a la iglesia que los que sí lo hacen. Por lo tanto, ¿cuáles son los cambios que habría que realizar para darle un espacio a estos, con frecuencia, justamente desconectados? ¿Qué lugares pueden dárseles en la mesa de los líderes? ¿Qué cosas novedosas pueden emprenderse para abrazarlos en su regreso? Quiero decir, ¡vamos! Estarán de acuerdo conmigo en que no hay nada más triste que una ciudad plagada de hombres solteros, vagando sin rumbo, pateando latas y malhumorados, solos, desconsolados y desconectados. Tanto la iglesia local como sus líderes han sido parte de este problema y ahora deben ser parte de la solución… ¡sin excusas!

Para concluir, es posible que alguno de ustedes, los desconectados, jamás regrese a la situación anterior o que desee hacer algo diferente de lo que alguna vez fue. Esto significa que elegirás permanecer soltero. No obstante, al hacer esto, cuídate de no convertirte en el viudo raro, o en la solterona triste o en el lobo solitario aullando en el sofá de las redes sociales. Cuídate también de no iniciar una comunidad de los mutuamente desconsolados o una representación impía de lo que alguna vez fue. Ten cuidado, pues solamente tienes dos opciones para vivir una vida bíblicamente saludable: puedes, ya sea, comenzar una nueva iglesia, llamarla por su nombre y administrarla como debe ser o, simplemente, hacer todos los esfuerzos que sean necesarios para regresar al lugar donde alguna vez perteneciste. 

Mis más sinceras disculpas para todos los solteros, viudos, y solteras; también a las arañas, plantas de interior y cualquier denominación que haya ofendido al incluirlos en esta humilde observación sobre el estado actual de la iglesia y sobre cómo, en alguna medida, podríamos solucionarlo. Ahora, ¡vayan a sacar sus calcetines del refrigerador y levanten los pantalones del piso! Gracias. 

Reflexiona:- Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca. Hebreos 10:23-25 NVI

Ora: -  Padre, ayúdanos a cambiar y a reconectarnos para Tu gloria. Amén y que así sea.

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?