Susurros Nocturnos - 18 de Abril, 2014

 

Apr | 18 | ¡Mini-hombres o Minutemen!

 
LUCHA

Isaías 40:9 
"Oh Sión, Tú que traes buenas noticias, Levántate en la alta montaña, Oh Jerusalén, Tú que traes buenas nuevas, levanta tu voz con fuerza, levántala, no tengas miedo, di a las ciudades de Judá: "¡He aquí tu Dios!"

¡Mini-hombres o Minutemen! 

Algunas personas han dicho que fue el poema de Longfellow que convirtió a Paul Revere y a su viaje en un evento importante en la Historia Americana...

Escuchen hijos míos y oirán
Sobre el viaje de medianoche de Paul Revere,
El dieciocho de Abril, en el setenta y cinco;
Difícilmente algún hombre estará vivo ahora
Que recuerde aquel famoso día y año.

El contenido del poema, los hechos del viaje, el hombre mismo e incluso el supuesto grito de "Vienen los Británicos", han sido objeto de disputas históricas. A pesar de eso, estos hechos siguen siendo verdaderos:

La gente estaba consciente de la hora.

La gente estaba observando y esperando.

¡La gente estaba atenta para escuchar el aviso de parte del 'minutemen' para tomar las armas y luchar por lo que creían correcto !

Amigos, ¿dónde están los vigilantes y los hombres minuto de la iglesia de hoy? ¿Dónde están los profetas y los predicadores, los verdaderos discípulos y despreciadores de no todo lo que brilla es oro. ¿Dónde están los combatientes espirituales y los hombres santos de la antigüedad?
Nuestros enemigos no son principalmente carne y sangre, sino nuestra guerra es mayormente y primeramente espiritual. Así que, ¿dónde están los guerreros espirituales de este día? ¿dónde están las mujeres guerreras? Al mirar hacia atrás en el tiempo para poner un sello de victoria en las páginas de la historia de Dios, ¿quién llamará estos días y años famosos? ¿Quién tratará de recordarlos o tal vez tratará de no recordarlos por miedo a la vergüenza y al bochorno ya que el sello de la victoria ha tenido que ser sustituido por la mancha de la derrota?

Las palabras de otro Americano, William P Merril, tal vez deberían ser cantadas a la multitud en conferencias de liderazgo, familia y matrimonio donde enseñan a los hombres a cómo ser agradables y llevarse bien. ¡Tal vez ésta debería ser la nueva canción antigua que sacuda tanto a las 'bodegas de sal' de la iglesia, que el desorden masculino que es ahora, comience a componerse un poco!

¡Levántense, Oh hombres de Dios!
La iglesia por ustedes espera,
Su fuerza desigual a su tarea;
¡Levántense y háganla grande!

¡Levanten en alto la cruz de Cristo!
Hagan sendero donde Sus pies han pisado.
Como hermanos del Hijo del Hombre,
¡Levántense, Oh hombres de Dios!

Reflexiona: Otro poema lírico popular de hace mucho tiempo dice así: "Entonces los cascos de los caballos golpeaban, el galope, al galope de sus corceles. “Maldigo a Meroz", dijo el ángel del SEÑOR,” Maldigo a sus habitantes implacablemente, Porque ellos no vinieron a la ayuda del SEÑOR, a la ayuda del SEÑOR contra los poderosos." Jueces 5:22,23

Ora: Señor, despiértame, sáname, ayúdame, ármame, que pueda yo ser mencionado en los despachos eternos y conocido en el campo de batalla. Oh mi Dios, no permitas que mi descuido se convierta en mi maldición. En mí, lo pido Oh Señor, en mí yo digo "Levántate, Oh Señor, Oh Señor, nuestro Dios, ¡que todos Tus enemigos se dispersen!" Señor, ven a sacudir mi viejo bodega de sal, ¡sacúdelo Señor, sacúdelo fuertemente sobre las páginas de mi historia!
  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?