Susurros Nocturnos - 15 de Junio, 2016

Jun 15 Pajaritos cantarines o atrapa-pájaros

VIVIR

Job 41:8-11

Si llegas a ponerle la mano encima, ¡jamás te olvidarás de esa batalla, y no querrás repetir la experiencia! Vana es la pretensión de llegar a someterlo; basta con verlo para desmayarse. No hay quien se atreva siquiera a provocarlo; ¿quién, pues, podría hacerle frente? ¿Y quién tiene alguna cuenta que cobrarme? ¡Mío es todo cuanto hay bajo los cielos!

Pajaritos cantarines o atrapa-pájaros

Una mañana un pájaro se posó en nuestro balcón y le chilló provocativamente a nuestra gata. Los labios y los bigotes de la gata se movieron como respuesta natural y amenazadora. En el momento oportuno, ella saltaría y nada la podría detener. 

“Si no hago algo, ¿entonces cuál es mi razón de ser?” 

Yo soy por supuesto, un hombre de mi generación, de mi hemisferio, país y cultura y todo lo que durante siglos se ha estado vertiendo sobre estas cuatro cosas. Por ejemplo, tengo un dinamismo abrumador que proviene de una arraigada ética protestante del trabajo. Poseo una perspectiva del trabajo muy enraizada. Desde luego, siento que como hombre debo trabajar. Me guste o no, al hacer mi trabajo encuentro propósito, estatus, y significado. No es que yo quiera ser el trabajo pero de alguna forma cuando estoy sin trabajo, cualquier trabajo, algo deja de ser dentro de mí, me enfermo y muero lentamente. Es raro pero es verdad. 

“Si no hago algo, ¿entonces cuál es mi razón de ser?” 

Durante los años que llevo en este planeta, mi peregrinar me ha llevado a muchos lugares y a muchos trabajos. Mis tiempos más difíciles han sido los períodos de “desempleo”. Algunos amables cristianos (creyentes de la Biblia) me han citado a menudo el versículo “Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma” durante estos peligrosos tiempos. Efectivamente, así es el tiempo para un hombre sin trabajo: ¡peligroso! ¿No debiéramos más bien compadecernos de ese hombre cristiano desempleado y orar por él de todo corazón? ¡Especialmente si tiene comunión con algunos de los creyentes de la Biblia que gozan actualmente de un empleo! 

“Si no hago algo, ¿entonces cuál es mi razón de ser?” 

Sin embargo, a través de los años he observado que existe un peligro aún mayor que el de no tener un empleo, y este es trabajar en algo que odias, simplemente para poder poner comida en la mesa y alimentar a la familia. Desafortunadamente, yo he tenido la desventura de estar hombro con hombro con miles de gente así: Estos “muertos andantes” que diligentemente salen a la calle y se dirigen a su yugo diario y que mueren en este proceso, y que en su interior sienten un ávido pesar. “Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma” se ha convertido en una ironía para los millones de hombres occidentales gordos y ocupados, pero hambrientos por dentro y que diligentemente trabajan en algo que no quieren hacer. En algún lugar del camino, éstos perdieron sus indómitas características y al indómito Jesús que marchaba con ellos, y la iglesia y el cristianismo, se han convertido para muchos de ellos en solamente una atadura obligatoria y aburrida. Quizás esta sea la razón por la cual cada vez menos hombres frecuentan nuestras iglesias, después de todo, “¿dónde está la carne?” y claro… 

“Si no hago algo, ¿entonces cuál es mi razón de ser?” 

No basta con ser, ¡también debes realizar aquello para lo cual fuiste creado! Amigo, mi oración hoy es que comiences a moverte nuevamente, que comiences a hacer aquello para lo cual fuiste creado y al hacerlo quedes satisfecho con tu presa. El que tiene oídos para oír, oiga. 

Una mañana un pájaro se posó en nuestro balcón y le chilló provocativamente a nuestra gata. Los labios y los bigotes de la gata se movieron como respuesta natural y amenazadora. En el momento oportuno, ella saltaría.... y NADA la podría detener. 

Medita: “No puedo dejar de mencionar sus extremidades, su fuerza y su elegante apariencia.” Job 41:12 (NVI)

Ora: Jesús, que yo sea hallado fiel pero sin temor; salvaje como las rocas del mar, pero también firme, inquebrantable, seguro y tan hermoso como Tu me creaste para que yo fuera. Te lo pido en el nombre de Jesús, oh Señor, mi Dios. ¡Amén!

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?