Susurros Nocturnos - 13 de Enero, 2015

 

Jan | 13 | Cómo hacer que las orejas de Dios vuelvan a moverse

 
CAMBIA 
 
Cómo hacer que las orejas de Dios vuelvan a moverse E

Habacuc 1:2
¿Hasta cuándo, SEÑOR, he de pedirte ayuda sin que tú me escuches? ¿Hasta cuándo he de quejarme de la violencia sin que tú nos salves? NVI 

Así pues, Habacuc está cansado de su desesperada y repetitiva oración de doble intención, ya que imploraba por misericordia y también por liberación. Sin embargo, hay dos partes adicionales en esta pregunta abierta a Dios, la cual está dividida en tres secciones; esa segunda parte es: “¿Oh, Señor, hasta cuándo he de pedirte ayuda sin que Tú me escuches?”

Ahora bien, sabemos que Dios sabe y escucha todo, pero este ‘no me escuchas’ que encontramos aquí, es en realidad un ‘no respondes cuando te ruego por misericordia’. Sí, no es solamente un reconocimiento de que la mano derecha de Dios no estaba ahuecada como alguna vez lo estuvo en Su ‘inclino Mi cabeza para escuchar’, sino un testimonio de que las altas puertas de indignación habían sido erigidas ante lo que alguna vez fuera la cálida entrada hacia las orejas amorosas de Dios. Interesante, estas puertas de gran altura y ahora con barrotes de indignación se alzaban alrededor de las orejas de Dios y habían sido forjadas en la fragua de la rebelión de Judas y enviadas vía ‘FedEx’ al cielo en un camión de basura llamado ‘arrogancia’. Sin embargo, las buenas noticias del nuevo pacto son estas: El ‘Arrepentimiento’, ese automóvil blindado de la gracia de Dios en Jesucristo, ¡puede abrir esas “puertas de la indignación” para siempre!

Entonces, si te encuentras vacilante: arrepiéntete de tus pecados. Si la sarna de tu enfermedad está siendo advertida y señalada por espectadores burlones: arrepiéntete de tus pecados. Si en tu persona reverbera un estremecimiento por el juicio que se aproxima: arrepiéntete de tus pecados. Si la fría soledad de tu situación finalmente te está acercando hacia la calidez del fuego de Dios: arrepiéntete de tus pecados. Si esta noche te has despertado desnudo en medio de un comedero para cerdos: arrepiéntete de tus pecados. Si el silencio del cielo está haciendo que las orejas en tu corazón se crispen y se muevan como un conejo nervioso… sí, sí te encuentras en pecado Y LO SABES. Entonces mi amigo ¡hay esperanza!...¡Arrepiéntete de tus pecados! 

Reflexiona:- A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados. Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. Y ahora que hemos sido justificados por su sangre ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios! Romanos 5:6-9 NVI 

Ora: -  omo presionan las profundidades heladas del negro suelo oceánico. Abre nuestros oídos al aullido de los lobos y llénanos de un temor y un celo por la gente, para que todos los que están perdidos sean atraídos hacia el resplandor anaranjado de Tu amorosa fogata de bienvenida. Ten misericordia de nosotros, oh Dios, ten misericordia de nosotros antes de que las puertas que nosotros mismos hemos creado y que rodean Tu intensa indignación se cierren para siempre para aquellos que no han podido entrar. Amén y que así sea.

 

  • Editors' Picks

    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
  • The God of All Weather
    The God of All Weather
  • Does Islam Promote Violence?
    Does Islam Promote Violence?
;