Susurros Nocturnos - 1 de Mayo, 2016

May 1 El Centinela de Google

VIGILAR

2 Corintios 13:7

Pedimos a Dios que no hagan nada malo, no para demostrar mi éxito, sino para que hagan lo bueno, aunque parezca que nosotros hemos fracasado.

El Centinela de Google

La constante matemática "e" fue de hecho el valor correspondiente en 2005 de la oferta de acciones planificada de $2,718, 281,828 billones de dólares para Google, la popular herramienta de búsqueda en internet. ¡Es claro que Google es una compañía extravagante con algunos fundadores excéntricos! De hecho, Larry Page y Sergey Brin dijeron que Google no era una compañía convencional sino una compañía que “hace bien al mundo aunque nos privemos de algunas ganancias a corto plazo”. Esta declaración se encuentra en una carta que explica las políticas de la compañía Google y que se titula “No Hagas Nada Malo”. Me gusta eso.

La Guerra emocional, racial, política, material, territorial y en los negocios, hace aflorar lo peor de los seres humanos. Desde los musulmanes que asesinan contratistas y profanan sus cadáveres hasta los cristianos de las fuerzas armadas occidentales que torturan y abusan de sus prisioneros, se hace evidente nuevamente que lo que yace dentro de nosotros, los seres humanos, se manifiesta de formas horrendas, una vez que se retiran los centinelas morales.

El mismo apóstol Pablo, amante y proclamador del favor y perdón inmerecidos de Dios, (los cuales fueron generosa y tiernamente derramados sobre nosotros, viles pecadores, a través de la muerte sustitutiva de Jesús, para darnos perdón y hacernos uno con el Padre) ¡confesó que él era una batalla ambulante! “De hecho, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Y si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace sino el pecado que habita en mí. Así que descubro esta ley: que cuando quiero hacer el bien, me acompaña el mal. Porque en lo íntimo de mi ser me deleito en la ley de Dios; pero me doy cuenta que en los miembros de mi cuerpo, hay otra ley, que es la ley del pecado. Esta ley lucha contra la ley de mi mente, y me tiene cautivo. ¡Soy un pobre miserable! ¿Quién me librará de este cuerpo mortal?

¡Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor! En conclusión, con la mente yo me someto a la ley de Dios, pero mi naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado.” Romanos 7:19-25. Pablo afirma que Jesús es la respuesta fundamental y única a esta abrumadora batalla interna. Sin embargo amigos, hasta que El no entre a los corazones de los hombres, el Padre ha provisto ciertos centinelas en la sociedad para mantener el pecado restringido en cierta manera.

Necesitamos dar gracias a Dios que hemos tenemos un centinela en Google y debemos orar que Dios establezca muchos otros centinelas en los muros de las saqueadas y hambrientas sociedades en las que vivimos. Google ha puesto un centinela sobre sus muros que se llama “No hagas nada malo”. Dime ¿cómo puedes convertirte hoy en un centinela similar en tu sociedad?

Reflexiona: “¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios.” Miqueas 6:8 

Ora: Señor, ¡ayúdanos a poner nuevamente centinelas en nuestra sociedad y permite que estos nos alerten! Señor, cierra las puertas hasta que el monstruoso pecado sea dominado y destruido y que el miserable corazón sea

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?