Susurros Nocturnos - 1 de Abril, 2016

Apr 1 En algún lugar en el tiempo

CONSIDERA

En algún lugar en el tiempo

Isaías 1:1

Visión que recibió Isaías hijo de Amoz acerca de Judá y Jerusalén, durante los reinados de Uzías, Jotam, Acaz, y Ezequías, reyes de Judá. NVI 

En el versículo de apertura de hoy, Isaías nos da a conocer tres cosas: Quién es él, sobre qué trata la profecía y, la más importante, cuándo fue transmitida la profecía. Ahora, para hacer esto, él hace referencia al reinado de los reyes como forma de establecer parámetros de tiempo proféticos. El tiempo, verán, es un punto de referencia importante en las profecías.

Ahora bien, para Isaías la referencia temporal para su proclamación profética en particular, es el reinado de los Reyes. Esto es importante para una comprensión e instrucción correctas y para una adecuada aplicación. También es importante cuando encontramos declaraciones que parecen hacer una referencia adicional, además de la realidad de la proclamación escrita y enraizada en el tiempo. Dicho de otra manera, muestra tanto la sombra de los puntos históricos presentes, como también otra forma que aparece en la misma proclamación profética que se está realizando. Es decir, en ocasiones el punto de referencia profético se halla dentro de los parámetros de tiempo conocidos, pero también puede suceder que se escape de ellos y se encuentre en diferentes parámetros de tiempo. Por consiguiente, la profecía verdadera puede conllevar una comprensión inmediata y una futura, puede tener tanto una sombra como una sustancia y, dependiendo del parámetro de tiempo al que se haga referencia, estaríamos tratando ya sea con la sustancia o con la sombra. El tiempo y el punto de referencia son importantes para lo profético. 

“En el principio” nos indica un momento de inicio en el tiempo. Por lo tanto, y si asumimos que el tiempo no tendrá final, la única forma de medir el tiempo transcurrido, o el esperado, es mediante un punto de referencia y ese punto de referencia debe ser posterior al comienzo. Existen innumerables puntos de referencia para realizar esta medición, pero para Dios, tanto en los Evangelios como en la historia, el punto de referencia ‘medio’ y no matemático de todos los tiempos es la encarnación de Dios en la tierra, esto es, la presencia y el ministerio material y manifiesto de Jesús. De manera tal que ahora Dios, en el Nuevo Testamento, nos revela y declara que la medición del tiempo ha de coincidir con ‘Antes de Cristo’ y ‘Después de Cristo’, ‘AC’ y ‘DC’. Cristo ha pasado a ser el medio, o el punto central no matemático, el punto de referencia para todas las mediciones del tiempo presente y de lo profético. 

Por si no lo saben, se ha dado al pueblo de Dios otro punto de referencia para realizar las mediciones y este es, el regreso del Rey de Reyes. Para nosotros este punto en que se producirá Su venida es dinámico en nuestra percepción y solo sabemos con certeza que es un punto de tiempo en el futuro y que viaja hacia nosotros y nosotros hacia él. Si bien el regreso de Cristo ya tiene un momento establecido en el tiempo, nosotros no tenemos una referencia específica sobre cuándo sucederá. Ha sido enunciado y, por consiguiente, sucederá en un tiempo futuro, sin embargo, no sabemos exactamente en qué momento. Aun así, ahora todos los cristianos realizan sus declaraciones proféticas en referencia al Rey de Reyes, de acuerdo tanto con Su primera como con Su Segunda Venida. Esto es importante.

Ahora bien, y antes de que llenen su cabeza con Aspirinas y cafeína tratando de comprender esta declaración de apertura sobre el tiempo profético, permítanme que llame su atención a lo obvio y diga que la gente vive el presente y, por consiguiente, nosotros, el pueblo ‘actual’ de Dios en la tierra, vivimos en esa tensión escatológica de ese tiempo que ha sido referido como ‘el ya, pero no aún’. Comprender esto arroja cierta luz a donde nos encontramos y afecta tanto lo que hacemos como lo que decimos, en tiempo y en espacio. Esto es muy importante para nosotros y también para Dios.

El tiempo pasado no puede cambiarse y aunque los puntos de referencia en la línea de tiempo no pueden borrarse, sí pueden ser reemplazados. ‘Antes de Cristo’ puede ser cambiado para significar ‘Antes de la Era Común’ y en algún momento también este nombre puede cambiarse para intentar mover el punto de referencia medio y no matemático de la historia. Si logras hacer esto, entonces la comprensión bíblica y profética de la historia, y cualquier otro punto de referencia relacionado, se vuelve borrosa para aquellos que necesitan ver.

Hoy quiero que consideres la importancia de los puntos de referencia proféticos en el tiempo. Te propongo que tomes el tiempo para reflexionar sobre dónde te encuentras en tiempo y espacio, y que cuentes tus días y tu propósito en ellos. Hoy quiero que reflexiones sobre cómo están cambiando los tiempos, y quién está cambiando los puntos de referencia proféticos del tiempo y por qué. ¡MIRA! ¡DESPIERTA! ¿Quién está cambiando las leyes naturales de las estaciones, de la sexualidad y de la sociedad? ¡Estate atento y preparado! 

Reflexiona:- Hablará en contra del Altísimo y oprimirá a sus santos; tratará de cambiar las festividades y también las leyes y los santos quedarán bajo su poder durante tres años y medio. - Daniel 7:25 NVI 

Ora: - Jesús, Tú eres el centro de todas las cosas. Jesús, Tú eres nuestro redentor y nuestro punto de referencia cierto y nuestro tiempo y espacio y toda la eternidad. Jesús, ¡verdaderamente Tú eres el centro de todas las cosas! 

  • Editors' Picks

    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
    Stop Trying to Read the Bible in a Year!
  • The God of All Weather
    The God of All Weather
  • Does Islam Promote Violence?
    Does Islam Promote Violence?
;