Ánimo Para la Mujer - La Semana del 24 de Agosto

SOLA
Amy Carroll

“Vuelve a mí tu rostro y tenme compasión, pues me encuentro solo y afligido.”                                               Salmos 25:16 (NVI)

Lectura:

Sola. Es una palabra que nunca pensé que usaría para describirme a mí misma, pero es así exactamente como me sentía.

Durante muchos años, después de una mudanza que me costó mucho hacer, me sentí sola.

Siempre había tenido buenas amigas, y la ausencia de una amistad íntima me estaba lastimando el corazón. Añoraba tener a alguien con quien pudiera encontrarme espontáneamente para ir a tomar in café, o alguien con quien intercambiar mis muchas palabras diarias en una conversación telefónica. Anhelaba contar con una mujer que me escuchara y a la vez que compartiera conmigo sus historias.

Con el tiempo, aprendí mucho acerca de cómo restablecer las amistades, y la mayoría de los días me siento conectada y satisfecha. Sin embargo, hace poco leí un artículo publicado por el periódico USA Today que incluía información de un estudio fascinante pero triste. Este estudio, publicado por la American Sociological Review, citaba estadísticas que demostraban que la mitad de los estadounidenses solo cuentan con dos buenos amigos. Aún más desgarrador es que uno de cada cuatro estadounidenses dice que no tiene ningún buen amigo.

Ni siquiera uno. Eso demuestra que hay muchísimas almas solas y corazones que duelen.

Entonces, ¿cómo podemos solucionar esta epidemia?

Si te sientes sola…

Este es el consejo que me di a mí misma miles de veces en los días de soledad porque estos consejos son verdaderos. Cuando no tienes una amiga, SÉ para otras mujeres la amiga que a ti te gustaría tener.

Había cosas que me repetía una y otra vez durante los momentos difíciles. “Amy,” me decía a mí misma…

• “¿Te gustaría contar con una amiga que se tomara el tiempo de mostrarte que le importas levantando el teléfono y llamándote para preguntarte cómo fue tu día? Entonces levanta el teléfono, llama a alguien y pregúntale cómo fue su día.”

• “¿Te gustaría contar con una amiga de confianza a quien puedas confiarle tus cosas? Entonces sé una persona de confianza.”

• “¿Te gustaría contar con una amiga que te preguntara si quieres ir de compras (o a ver una película, o a dar un paseo...) sin pensarlo dos veces? Entonces pídele a alguien que te acompañe cuando haces esas cosas.”

A veces es más fácil quedarse aislada que tratar de alcanzar a otra persona, especialmente si te han herido muchas veces. Yo lo sé bien. Pero quiero animarte a que alcances a otra mujer, que demuestres amor e interés por el prójimo.

Dios me enseño tanto durante la soledad. Aprendí a depender más de Él. Aprendí a apreciar más la amistad de mi familia. Puse más atención en algunas cosas de mí que no eran tan buenas y puse mucho empeño en cambiarlas.

Durante tiempos de soledad, haz un esfuerzo mayor por conectarte con Dios y el prójimo. Hay tanto que aprender en estos momentos.

Si no te sientes sola…

Recuerda que hoy en día hay muchos que se sienten muy solos. Recuerda que una de cada cuatro mujeres diría que no tiene ni una sola amiga íntima. Piénsalo en términos de tu vecindario. Si hay 40 mujeres que viven cerca de ti, hay 10 que creen que no tienen ni una sola amiga en este mundo. ¿Podría ser que Dios te esté llamando a ser esa amiga?

Busca formas de abrir tu círculo de amistades para incluir a nuevas personas. Presta atención a esa nueva mujer en tu iglesia que se sienta sola, la mujer en el trabajo que almuerza sola, o la vecina que parece que nunca la invitan. Hoy debes alcanzar a una nueva persona, y formar parte de la iniciativa de que hoy haya una vida que deje de sentirse sola.

Amado Señor, tú eres el amigo que es más cercano que un hermano. En este momento de soledad y aparente falta de amistades, muéstrame lo valiosa que puede ser una amistad contigo. Enséñame todo lo que necesito aprender durante esta etapa de mi vida. ¿Puedes también prepararme una amiga y prepararme a mí para ser una amiga valiosa y de confianza para otra? En el nombre de Jesús, Amén.

Recursos relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Quienes somos

Más recursos

Visita Aventuras de fepara examinar cómo podrías levantarte a ser mujer digna, caminando con confianza y autoridad.

Pasos para la aplicación:

Si te sientes sola, toma la iniciativa de rodearte de gente con quienes tengas cosas en común. Inscríbete en una clase, club de lectura o grupo para mujeres de tu iglesia.

Si tienes un círculo cerrado de amigas, planea un encuentro que incluya amigas nuevas y viejas. (¿Recuerdas la vieja canción de las exploradoras? “Haz nuevas amigas pero conserva las viejas amigas. ¡Una es de plata pero la otra es de oro!”)

Puntos para reflexionar:

¿Es Dios realmente mi mejor amigo?       

¿Le he permitido que Él sea suficiente para mí?

¿Qué me puede enseñar Él durante mi soledad acerca de la amistad?

¿Cuándo fue la última vez que incluí una nueva persona en mi círculo de amigos?

Versículos que te darán fuerza:

Proverbios 17:17, “En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano.” (NVI)

Eclesiastés 4:10, “Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante!”. (NVI)

© 2011 de Amy Carroll. Todos los derechos están reservados

Proverbios 31 Ministerios para la mujer
616-G, Matthews-Mint Hill Road
Matthews, NC 28105
www.proverbs31.org

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?