Ánimo Para la Mujer - La Semana del 23 de Marzo

 

LAS PRECISAS PALABRAS  
Renee Swope
“Como manzanas de oro en engastes de plata es la palabra dicha a su tiempo.”
Proverbios 25:11 (LBDLA)

Lectura:

¿Alguna vez alguien te dijo unas palabras que te ayudaron a ver algo de valor o único acerca de ti que nunca antes habías visto?

Eso es lo que sucedió entre Jill y Leanne. Se conocieron cuando Jill era la entrenadora del equipo de baloncesto y la hija de Leanne que tenía 13 años y se llamaba Shelby era parte del equipo. Varios años más tarde, cuando estaba en la escuela secundaria, Shelby se lesionó gravemente y Jill le dio ánimo, oró por ella y le envió notas con las palabras más precisas y justas, las que Shelby necesitaba oír.

Un día, Leanne le envió una carta a Jill agradeciéndole por la gran influencia que ella estaba teniendo en la vida de su hija. En esa carta, Leanne describió las excelentes cualidades que había notado en Jill y se refirió a ella como una "luz resplandeciente" que brillaba en la vida de muchas personas, incluyendo en la de ella.

Leanne no sabía que unos meses más tarde, Jill se iría a su departamento vacío una noche invadida por dudas, cuestionándose el propósito de su vida. Luchando contra la depresión clínica y viviendo bajo el peso de sentirse inútil, Jill contempló la idea de suicidarse. Esa noche mientras se cuestionaba su destino, Jill abrió su diario íntimo para escribir en él y una nota se cayó del mismo. Cuando Jill la abrió, volvió a leer las palabras de Leanne.

Dios usó las palabras de Leanne para demostrarle a Jill que ella tenía un propósito en esta vida por el cual valía la pena vivirla. Las palabras precisas en el momento preciso.

Cuando otra mujer nos anima con palabras que van directo al corazón, el curso de nuestras vidas puede cambiar para siempre. Y cuando creemos en otra persona, Dios nos usa para transmitir seguridad y confianza a un alma que de otra forma hubiera sido paralizada por la duda y la inseguridad.

Nunca me voy a olvidar de mi amiga Janet que me agradeció por unas palabras que le había escrito directamente desde mi corazón al de ella en una tarjeta de agradecimiento. Para mí era una simple tarjeta de agradecimiento, pero para ella significó mucho más. A través de algo que le dije, Dios le tocó el corazón. Y como resultado, ella me animó a escribir más notas. Sus oraciones y seguridad en sí misma a la larga inspiraron a esta insegura madre joven a escribir un estudio de la Biblia.

Dios utilizó ese pequeño estudio bíblico, escrito hace más de 10 años, para desarrollar a la futura escritora que había en mí. Él utilizó a una mujer que creyó en mí más que yo misma para ayudarme a dar el primer paso.

Las palabras precisas en el momento preciso.

Quizá hoy necesites oír esas palabras. Si es así, permite que Dios te las pronuncie a través de Sus promesas:

Porque tu eres [una mujer] de linaje escogido, real sacerdocio, [una hija] santa. Le perteneces al mismísimo Dios. Como resultado, le puedes demostrar a otros la bondad de Dios, porque Él te llamó de las tinieblas a su luz admirable. 1 Pedro 2:9 (NVI)

"Pero ahora, así dice el Señor, el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel: «No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mío." Isaías 43:1 (NVI)

Porque [tú] eres una obra maestra de Dios. Él te ha creado [a ti] en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que [tú] las pongas en práctica. Efesios 2:10 (NVI)

Sin embargo, en todo esto [tú] eres más que vencedor[a] por medio de aquel que te amó [a ti]. Romanos 8:37 (NVI)

Las palabras precisas en el momento preciso.

Permite que las promesas de Dios se asienten en aquellas zonas de tu corazón que necesitan ánimo hoy. Y luego pregúntale a Jesús cómo podrías compartirlas. Quizá haya alguien en tu vida que las necesite más que nunca.

Amado Señor, necesito tu ánimo cada día. Guíame a tus promesas en Tu Palabra para que me fortalezcan cuando me siento cansada y me edifiquen cuando me siento destruida. Ayúdame a ver y creer lo que Tú ves en mí, y luego compartirlo con otras personas. Te ruego que me des las palabras precisas para el momento preciso. En el nombre de Jesús, Amén.

Pasos para la aplicación:

Haz una lista de cinco personas en tu vida quienes podran usar palabras de ánimo.
Toma cinco minuos cada dia durante esta semana para animar a cada persona.

Escribe una carta de ánimo para estas personas.

Deja un mensaje de voz con una oración corta en el teléfono de su amiga.

Recursos relacionados:

¿Qué hago ahora?

Más recursos

Puntos para reflexionar:

¿Entiendo el poder de mis palabras para hablar esperanza y ánimo sobre las vidas de otros, y también sobre la vida mía? 

¿Cuántas veces lleno mi mente con las palabras piadosas de ánimo para conocer Sus pensamientos y estar  lista  para animar a otros?

Versículos que te darán fuerza:

Isaiah 50:4, “El Señor omnipotente me ha concedido tener una lengua instruida, para sostener con mi palabra al fatigado. Todas las mañanas me despierta, y también me despierta el oído, para que escuche como los discípulos.” (NVI)

© 2010 de Renee Swope. Todos los derechos están reservados.  
Proverbios 31 Ministerios para la mujer
616-G, Matthews-Mint Hill Road

Matthews, NC 28105
www.proverbs31.org

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?