Ánimo Para la Mujer - La Semana del 10 de Julio

RECUÉRDAME QUIEN SOY                                                                                                                                                                 Glynnis Whitwer

"Uno de ellos, el discípulo a quien Jesús amaba, estaba a su lado.”  Juan 13:23 (NVI)

Lectura:

Cuando yo era adolescente, un muchacho en la escuela me puso el sobrenombre de “caderas”.  Aunque no era gorda, mi figura no era igual a la de las modelos de mi época.  Este comentario me hacía sentir muy incómoda con mi cuerpo y desde entonces empecé a describirme como una persona “no muy atlética”.

A través de los años, me he descrito de distintas maneras; algunas positivas, otras negativas, algunas basadas en la verdad y otras en mis emociones.  La forma en que me he descrito ha afectado poderosamente la forma en que me veo a mí misma, al igual que mi autoestima, mi comportamiento y mis decisiones.

Juan, uno de los discípulos de Jesús, se describía a sí mismo de una manera muy interesante.  En el Evangelio de Juan él se describe como “el discípulo a quien Jesús amaba”. 

La confianza que Juan tenía en el amor del Maestro impactó poderosamente su vida y su comportamiento.  A pesar de las amenazas de otros, él estuvo a los pies de la cruz, cuidando de la madre de Jesús.  Fue uno de los primeros en llegar a la tumba del Señor, dispuesto a enfrentar a los temibles soldados romanos.  Después de la resurrección, Juan predicó las Buenas Nuevas a pesar del peligro de ser perseguido o encarcelado por su fe.

Con el tiempo, llegué a darme cuenta de que de todas las formas en que me he descrito a mí misma, una es la más poderosa.  Una cosa es identificarme como cristiana y adherirme a una serie de comportamientos debido a mi fe.  Pero otra totalmente diferente es identificarme como “aquella a quien Jesús ama” ya que esto cambia mi concepto de quién soy: su hija amada.

¿Sabías que tú también eres alguien a quien Jesús ama?  ¿Te atreverías a aceptar esta identidad, aún si piensas que no la mereces?  Te invito a que lo hagas, pues este concepto cambiará radicalmente tu vida… así como cambió la mía.

Amado Padre, gracias por amarme incondicionalmente.  Gracias por invitarme a ser tu amada.  Te ruego que esta identidad cautive mi mente y mi corazón, y que mi fe en tu amor guíe mi comportamiento y fortalezca mi sendero.  En el nombre de Jesús, amén.

Recursos relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

 

Nuestros recursos

Visita nuestra página en Facebook

Reflexionar y responder:                                                                                                                                                                                ¿Qué descripciones de ti misma has aceptado como verdaderas?

¿Cómo cambiaría tu vida si adoptaras la identidad de “la discípula que Jesús ama”?

Versículos poderosos:                                                                                                                                                                        Efesios 5:1-2, "Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios.” (NVI)


Romanos 5:8, "Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros." (NVI)

© 2013 de Glynnis Whitwer.   Todos los derechos están reservados.

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?