Ánimo Para la Mujer - La Semana del 19 de Octubre

 

INDESEABLE

Samantha Reed

“Las muchas aguas pueden apagarlo, ni los ríos pueden extinguirlo.”  (Cantares 8:7a, NVI)

Lectura:

Indeseable.  ¿Cuántas veces esa idea ha plagado tu mente? Se agita de manera poderosa, como si fuera una corriente de fango. Azota el corazón y la mente de un lado a otro cual barco de juguete en un río peligroso de duda, temor y mentiras.

La idea de “soy indeseable” a menudo nos lanza de una situación dolorosa a otra.

 

El rechazo de los padres conlleva a un corazón desesperado por llenar le vacío que lleva a una relación que se torna violenta y sin amor. Un corazón destrozado trata de componerse con comida, lo cual conlleva al sobrepeso que nos hace sentir aún menos bellas y no dignas de amor.

 

Las heridas del corazón pueden llevarnos por callejones oscuros, llenos de remordimiento y tristeza.

 

No pretendo conocer la mordacidad de la lengua, las palabras u obras abusivas que tú has sufrido.  Desconozco los rechazos, las crueldades, o el dolor que ha asesinado tu corazón.  Tampoco sé qué decisiones hayas tomado, o cuáles decisiones fueron tomadas en tu lugar, que te empujaron hacia las aguas violentas de este río que intenta arrastrare a menos que sujetes de esta cuerda salvavidas: tú eres digna de ser amada.

 

Sí. Tú. Tú eres digna de ser amada.

 

Existe un Creador amoroso que es soberano.  Esa es una afirmación poderosa con un significado poderoso. Él tuvo la opción de fraguarte en su mente. Él decidió crearte.  Él tuvo los medios para llamarte por tu nombre. No tenía que hacerlo.

 

Él pudo haber dicho:

 

“Mejor no. Yo sé en quién se convertirá”.

“Acudirá a la depresión y a la duda en lugar de a mí”.

“Los hombres podrán abusar de su cuerpo”.

“Su matrimonio fracasará”.

“Su relación con sus padres nunca será buena”.

“Ni sus hijos la aguantarán”.

“Será una amargada”.

“No merece mi tiempo ni mi creatividad”.

“No es digna de ser amada”.

Pero, no, no lo hizo.

En cambio Dios dijo:

 

“Yo sé en quién se convertirá”.

“Ella confiará en mí a pesar de sus emociones vacilantes y sus circunstancias difíciles”.

“Ella redimirá su pasado y lo usará para inspirar la pureza en las jóvenes”.

“Ella animará e invertirá su tiempo y esfuerzo para bendecir a otros matrimonios”.

“Me deleitaré en ser Su Padre y en llamarla hija”.

“Ella doblará sus rodillas para orar por sus hijos”.

“Ella será bella”.

“Ella merecerá la vida y la muerte de mi Hijo”.

“Ella es digna de ser amada, yo la llamaré mía y nada que ella haga, nada que le ocurra, podrá alejarla de mí”.

 

No sé por qué te sientes indeseable.  Desconozco las mentiras que tratan de convencerte de que tu pasado, tus acciones, tu vergüenza, o tu culpa te descalifican para el amor.

Esto es lo que sí sé: Tú sí eres digna de ser amada.  Tú eres deseada.  Y calificas como hija de Dios. Pero no lo digo yo, lo dice Dios:

 

“Así dice el Señor: «[Pon tu nombre aquí] que escapó de [pon aquí la razón por la que no te sientes digna de ser amada] ha hallado gracia en el desierto; [pon aquí tu nombre] de su reposo.» Hace mucho tiempo se me apareció el Señor y me dijo: «Con amor eterno te he amado; por eso te sigo con fidelidad, oh [pon tu nombre aquí]. Te edificaré de nuevo; ¡sí, serás reedificada! De nuevo tomarás panderetas y saldrás a bailar con alegría”.  (Jeremías 31:2-4a, NVI)

Amado Señor: Te alabo porque soy una creación admirable.  ¡Tus obras son maravillosas!  Gracias por haberme conocido y amado desde un principio.  Ayúdame a conocerte, más y más aún.  Y ayúdame a creer que sí soy deseable, amada y digna de amor.  Gracias por liberarme del dolor y las mentiras que me ataban. En el Nombre de Jesús.  Amén.                                                                                                                                                             

Pasos para la aplicación:

·         Escribe una carta de amor al Señor. 

·         Dale gracias por todas las maneras en que Él ha demostrado Su amor por ti.

·         Cuando te sientas indeseada, lee esta carta en voz alta.

 

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

Quienes somos

Más recursos

Puntos para reflexionar:

·         ¿Qué pecado, vergüenza, duda o temor me hace sentir indeseable?

  • ¿Necesito perdonar a alguien, quizá a mí misma, por lo que haya ocurrido que me hace sentir indeseable?

Versículos que te darán fuerza:

Salmo 139:13-14, “Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!” (NVI)

Miqueas 7:18, “¿Qué Dios hay como tú, que perdone la maldad y pase por alto el delito del remanente de su pueblo? No siempre estarás airado, porque tu mayor placer es amar”. (NVI)

© 2011  de Samantha Reed. Todos los derechos están reservados.  

Proverbios 31 Ministerios para la mujer
616-G, Matthews-Mint Hill Road
Matthews, NC 28105
www.proverbs31.org

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?