Ánimo Para la Mujer - La Semana del 11 de Enero

 

 

REVOLVER

Marybeth Whalen

 

Pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad." Filipenses 2:13 (NVI)          

Lectura

 

Tomé un sorbo del café e hice una mueca mientras lo miraba. Todo se veía como debería ser. Pero el café no estaba dulce. Sin embargo, yo recordaba haber abierto las bolsitas amarillas pequeñas y haber colocado el azúcar en el líquido.  Luego me di cuenta de que, aunque le había colocado azúcar, no la había  revuelto en el café. Sin esa acción de revolver, el azúcar no podía funcionar

Yo hago esto con mi fe también. Coloco todos los ingredientes necesarios. Tengo mi Biblia, mi suscripción a una lectura diaria, mis amigas piadosas, mi iglesia, mi tiempo con Dios, mis canciones de alabanza y adoración, mis versos memorizados. Si tú me vieras dirías que todo está presente.

Pero la realidad es que yo evado el proceso de revolver. Te diría que sé que es bueno para mí. Te diría que no es bueno quedarse quieto en un solo lugar. Te diría que te sometas a Dios y lo dejes revolverte, y con mucho gusto yo oraré por ti durante el proceso.

¿Pero yo?  No. Déjame tranquila. Déjame sentada. Pera mí es mejor verme bien y estar cómoda que ser revuelta y alcanzar mi potencial completo.

¿Has tenido esos sentimientos?

De pronto hoy sientes que te están revolviendo. Tus finanzas, tu trabajo o tu matrimonio o tus hijos, tus amigos o tus sueños dan vueltas y vueltas como un ciclón, dejándote indecisa e inestable. Tal vez te preguntes: ¿por qué Dios permite que pase esto? ¿Por que se ha olvidado de mí? Sin pensar que puede ser su mano la que está causando el movimiento. Él está usando todo ese revuelco para sacar todas esas partes tuyas a las que él quiere llegar. Como nos lo recuerda el versículo de hoy, él trabaja para cumplir su propósito en ti.

Años atrás una amiga y yo estábamos haciendo una enorme cazuela de salsa de espagueti.  Dejamos la olla en la estufa y nos fuimos a unirnos a nuestras familias afuera de la casa. Pero cuando regresamos algo olía a quemado. Quitamos la tapa de la olla para mirar la salsa, y todo se veía bien. Todos los elementos estaban allí: el color rojo, el espesor de la salsa, los pedazos de carne y el plateado de la cebolla y los condimentos. Fue solo cuando metimos una cuchara hasta el fondo de la olla que descubrimos que la salsa se había pegado allí porque no habíamos estado revolviéndola, manteniéndola en movimiento, sin dejarla asentarse. Cuando las cosas se quedan quietas, se pegan.

Mientras te revuelven en la vida, agradécele a Dios que él te ama lo suficiente como para no dejar que te quedes quieta, y no te resientas. Los elementos están ahí, y eso es importante, pero es en el proceso de revolvernos cuando nos convertimos en todo lo que Él tiene en mente.

Amado Dios, cuando sienta que me revuelven, ayúdame a verlo como que tú estás trabajando dulcemente conmigo, mientras impides que me pegue. Quiero moverme hacia adelante contigo y convertirme en la persona  que tú tienes en mente. En el nombre de Jesús, Amén.

 

Pasos para la aplicación:

Piensa en un momento reciente en el que te han revuelto. Escribe algunas cosas que salieron de ese revolver. Pasa tiempo agradeciéndole a Dios por la forma en la que él trabaja en ti para lograr su propósito en tu vida.

 

Recursos relacionados:

Cuando compras algún recurso a través de los Ministerios Proverbios 31 dejas una huella en la eternidad porque tu compra apoya las diversas esferas que sin costo alguno ofrece este ministerio para dar esperanza. Quisiéramos competir con los precios que ofrecen los enormes almacenes que venden en línea, pero sencillamente no podemos hacerlo. Por lo tanto, agradecemos muchísimo todas y cada una de las compras que hagas con nosotros. ¡Gracias!

 

 

¿Qué hago ahora?

 

Más recursos

Puntos para reflexionar:

Cuando siento que me revuelven,  ¿tiendo a someterme o a resistirme?

¿Tengo miedo de ser revuelta?

¿Siento como si Dios no me amara cuando eso sucede o veo el revolverme como un paso más en mi proceso de fe?

Versículos que te darán fuerza:
Hebreos 13:20-21, "El Dios que da la paz levantó de entre los muertos al gran Pastor de las ovejas, a nuestro Señor Jesús, por la sangre del pacto eterno.21 Que él los capacite en todo lo bueno para hacer su voluntad. Y que, por medio de Jesucristo, Dios cumpla en nosotros lo que le agrada. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén." (NVI)

Salmos 138:8“El Señor cumplirá en mí su propósito. Tu gran amor, Señor, perdura para siempre; ¡no abandones la obra de tus manos!” (NVI)

© 2012  de MarybethWhalen. Todos los derechos están reservados.  

 

Proverbios 31 Ministerios para la mujer                                                                      616-G, Matthews-Mint Hill Road                                                                                       Matthews, NC 28105                                                                          www.proverbs31.org

 

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?