Jesús Termina su Obra - Aventuras en la Historia Sagrada - La Semana del 21 de Marzo

Jesús Termina su Obra

“Pero fue traspasado a causa de nuestra rebeldía, fue atormentado a causa de nuestras maldades; el castigo que sufrió nos trajo la paz, por sus heridas alcanzamos la salud.” - Isaías 53:5

Exactamente como el reloj de Dios señaló la hora cuando Jesús iba a nacer, ahora estaba a punto de señalar la hora cuando terminaría su obra en la tierra. Aunque había estado enseñando sólo por unos tres años, innumerables niños y adultos habían recibido su ayuda especial. Mucha gente creyó que Él era el libertador prometido. Seguramente quien podía resucitar los muertos, podría ser un rey sabio y poderoso.

Jesús y sus discípulos se prepararon para comer la cena pascual juntos. Cuando todo estuvo listo, se sentaron a la mesa para comer y Jesús conversó con ellos. 

Después de la cena, Jesús condujo a sus discípulos al huerto del Getsemaní. Había llegado el momento cuando Jesús iba a dar su vida en sacrificio por el pecado del mundo. Él sabía cuánto necesitaba recibir fortaleza especial y se dispuso a orar. De repente se escuchó una gritería y una turba guiada por Judas entró en el jardín. "¿A quién buscan?" pregunto Jesús. "A Jesús de Nazaret," respondieron. La muchedumbre lo rodeó, le ataron sus manos y lo sacaron del huerto. Llevaron a Jesús ante Pilato para que lo sentenciara a muerte. Pilato les dijo que no encontraba en Él ningún delito y trató de disuadir al pueblo de su plan pero el pueblo no escuchó. Finalmente, Pilato cedió y les dijo que hicieran lo que quisieran.  Esto era lo que la multitud estaba esperando. Llevaron a Jesús a la colina donde se llevaban a cabo las ejecuciones y allí, los soldados romanos clavaron sus pies y sus manos sobre un madero en forma de cruz, como si hubiera sido un ladrón o un criminal.

A pesar de que Jesús estaba sufriendo, todavía pensó en los demás. Sabía que los hombres que lo estaban tratando tan cruelmente estaban bajo el control de Satanás. En ese momento miró a los cielos y dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.”
Repentinamente, aunque era el mediodía, todo se puso tan obscuro como la medianoche. La gran multitud que se había congregado quedó sobrecogida por el silencio, y le oyeron decir a Jesús: “Consumado es.”

Un terremoto sacudió la tierra y la gente aterrada corrió para encontrar refugio. Cuando los soldados volvieron a mirar a Jesús, vieron que había muerto. “Verdaderamente este era el Hijo de Dios,” dijo uno de ellos.

¡Cuánto nos amó Jesús, cuando murió en la cruz! Sufrió por las cosas malas que nosotros hicimos. Jesús tomó nuestro lugar, murió por nosotros y nos dio vida eterna. Cuando lo aceptamos como Salvador, aceptamos el trato que Él hizo por nosotros. ¡Llegamos a ser miembros de la familia de Dios! Dios quiere que tú aceptes a Jesús como tu Salvador porque Él te ama. Piensa en esto. Él envió a su Hijo a morir, para poder tenerte a ti en su familia. ¿Aceptarás su invitación?

Tu Historia Preferida
PO Box 8
Niles, MI 49120
1-888-847-8854 (USA)
269-471-7176 (internacional y local)
[email protected]

For more information please visit Tu Historia Preferida on OnePlace.com!

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?