Jesús Nos Enseña Cómo Ser Felices - Aventuras en la Historia Sagrada - La Semana del 4 de Julio

Jesús Nos Enseña Cómo Ser Felices

“Dichosos los que reconocen su necesidad espiritual, pues el reino de Dios les pertenece.”  - Mateo 5:3

Una mañana, muy temprano Jesús subió a la montaña cerca del mar de Galilea para orar. Al bajar vio a miles de personas rodeando a los apóstoles. Ansiosamente, la gente esperaba escuchar a Jesús. Quizás este sería el día cuando se proclamaría rey y los libertaría. Entonces serían felices. "Dichosos los que reconocen su necesidad espiritual, pues el reino de Dios les pertenece," dijo Jesús.

La gente se miró entre sí sorprendida. Este hombre no hablaba como los escribas y los fariseos. Estos maestros pensaban que eran ricos en tesoros espirituales. Nadie quería ser pobre en espíritu. Pero había algunos que miraron el rostro puro y amable de Jesús y sintieron una nueva clase de esperanza. Ellos se daban cuenta de que nunca podrían llegar por sí solos a ser lo suficientemente buenos como para ir al cielo. Pero ahora Jesús les estaba diciendo que los salvaría para su reino. Esto los llenó de felicidad.

"Dichosos, los que están tristes, pues Dios les dará consuelo," dijo Jesús. Muchos de los del pueblo ya habían sido consolados ese día. Ellos habían visto a Jesús sanar a sus seres queridos enfermos y moribundos así que sus corazones estaban llenos de alegría. Otros estaban enfermos en sus almas, porque sabían que habían pecado y esto los había llenado de tristeza. Cuando Jesús los miró con amor y les dijo: "Ustedes son dichosos," entonces supieron que sus pecados habían sido perdonados y también se llenaron de gozo.

"Dichosos los de corazón humilde, pues recibirán la tierra que Dios les ha prometido," dijo Jesús. ¿Cómo podrían los de corazón humilde heredar la tierra? Si ellos eran pacientes y amables bajo el poder de los romanos, los romanos nunca se irían. Pero muchos de los que escuchaban se acordaron de que Jesús siempre era paciente y amable. Nunca gritaba ni discutía, aun cuando la gente lo acusaba de hacer cosas que no había hecho. Siempre hablaba con amabilidad, aun a aquellos que eran crueles o se burlaban de Él. Estas personas querían ser como Jesús.

Muchos creyeron por primera vez que Jesús era el Hijo de Dios. Se olvidaron de querer hacerle rey. Ahora comenzaron a comprender un poco más de lo que Jesús les estaba tratando de decir sobre el reino de los cielos. Ellos querían que Jesús entrara en sus corazones y les hiciera como Él. Estaban felices de que el Mesías hubiera venido.

Tu Historia Preferida
PO Box 8
Niles, MI 49120
1-888-847-8854 (USA)
269-471-7176 (internacional y local)
[email protected]

For more information please visit Tu Historia Preferida on OnePlace.com!

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?