Alimento Diario - 8 de Febrero

  

 

Más de lo que eran capaces

En medio de las pruebas más difíciles, su desbordante alegría y su extrema pobreza, abundaron en rica generosidad. Soy testigo de que dieron espontáneamente tanto como podían, y aún más de lo que podían, rogándonos con insistencia que les concediéramos el privilegio de tomar parte en esta ayuda para los santos. 2 Corintios 8:2-4

Damián y Patricia están pasando por momentos extremadamente difíciles. Patricia tiene cáncer avanzado de mama, en la columna vertebral, mandíbula, caderas y costillas. Tienen cuatro hijos discapacitados, y la casa donde viven está en ejecución hipotecaria.

Damián dice: “Un periódico local publicó nuestra historia. Gracias a ello, muchas personas desconocidas comenzaron a ayudarnos”.

Lo que esos buenos samaritanos han hecho por ellos es impresionante: es probable que Damián y Patricia no pierdan su hogar; Kevin, el menor de los hijos, va a recibir más ayuda por su discapacidad, Y Patricia va a recibir asistencia para las complicaciones que sufre debido al cáncer.

Pero la historia no termina allí. Ellos contactaron nuestra oficina con el siguiente pedido: “Estamos compilando rápidamente un libro de citas sobre la fe y la esperanza”, dijeron, y luego pidieron si yo podría contribuir con algunas palabras.

El objetivo de Damián y Patricia es publicar un libro… para enviar en agradecimiento a todas esas personas que los han ayudado. Además, el 100% de lo que ganen con las ventas subsecuentes del libro, estará destinado a ayudar a otras personas que se encuentren en situaciones desesperadas.

¿Qué les parece? A mí me gusta mucho su idea.

Demasiado a menudo hablamos del lado malo, oscuro y pecaminoso de la humanidad. En cambio aquí vemos cómo el Espíritu Santo acerca al Señor de una manera especial a una familia. A pesar de los sufrimientos y problemas abrumadores por los que pasan, gracias a Dios todavía pueden decir: “Estamos muy agradecidos”.

Sí, Dios está ayudando a Damián, Patricia y sus hijos, pero también está proveyendo oportunidades para que otros les ayuden, de acuerdo a sus capacidades y posibilidades.

No les contaría la historia de esta familia si no creyera que historias similares son vividas por personas que viven a nuestro alrededor. La pregunta es: como cristianos que somos, ¿cómo vamos a responder?

Es mi oración que, en el nombre del Salvador que dio su vida para rescatarnos de la ejecución hipotecaria espiritual que nos esperaba, estemos dispuestos a sacrificarnos para ayudar a los necesitados.

Que con la ayuda del Espíritu Santo, la historia de Damián y Patricia sea la primera de muchas más.

Y si tiene curiosidad por saber qué les escribí para su libro, aquí va:

“Esperanza es no tener miedo en la oscuridad, porque se tiene fe en el Salvador cuya luz ilumina cada paso”.

ORACIÓN: Señor todopoderoso, oramos por quienes sufren dificultades. Llénalos de tu Espíritu Santo para que no caigan en el desaliento, y profundiza su fe en el Salvador. Enséñanos a ver las necesidades de quienes nos rodean, y a compartir con ellos las bendiciones que tú nos has dado. En el nombre de tu Hijo. Amén. 

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?