Alimento Diario - 8 de Enero

  

Dios siempre nos da más

Jesús se detuvo a observar y vio a los ricos que echaban sus ofrendas en las alcancías del templo. También vio a una viuda pobre que echaba dos moneditas de cobre. ‘Les aseguro', dijo, ‘que esta viuda pobre ha echado más que todos los demás. Todos ellos dieron sus ofrendas de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para su sustento'. Algunos de sus discípulos comentaban acerca del templo, de cómo estaba adornado con hermosas piedras y con ofrendas dedicadas a Dios. Lucas 21:1-5

El evangelista Juan Romero dij ‘A Dios nunca le ganaremos dando, pues el siempre nos da más'.

Esa frase se hizo realidad durante las vacaciones de verano. Javier y Francisco, hermanos gemelos, se pasaron el verano cargando muebles, limpiando patios, haciendo mandados, etc. El dinero que les pagaban lo ahorraron para comprarse cierto calzado y mochilas para la escuela que les permitieran ser la envidia de todos sus compañeros del nuevo año de secundaria.

Cuando llegó el día en que iban a comprarse sus ansiadas mochilas, se encontraron con un muchacho que sólo tenía un cuaderno para iniciar el año escolar. De inmediato Javier y Francisco decidieron darle algo de lo que tenían para que pudiera comprarse más cosas para la escuela. 

Ese día, el devocional de Cristo Para Todas Las Naciones había estado basado en Lucas 21:1-5, la historia de la viejecita que había dado todo lo que tenía. Luego de la reflexión y las  conclusiones, estos hermanos decidieron comprar la mejor mochila para ese muchacho.

Pero la historia no terminó allí. Para sorpresa de todos, una de las profesoras para quienes Javier y Francisco habían estado trabajando durante el verano, los llamó para decirles que tenía un dinero extra para ellos.

No hace falta decir la alegría que tuvieron los muchachos, quienes pudieron comprarse todo lo que habían planeado. Sin lugar a dudas a Dios nunca le ganaremos dando, porque Él siempre nos dará mucho  más.

ORACIÓN: Señor, los que somos salvos por Jesús nos regocijamos porque somos tus hijos, y porque nos llevas en tus brazos en los días buenos y en los días malos. En su nombre te damos gracias. Amén.

© Copyright 2010 Cristo Para Todas Las Naciones 

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?