Alimento Diario - 3 de Agosto

  

 

O cambia, o cambia

Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias. Alégrense y llénense de júbilo, porque les espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que los precedieron a ustedes. Mateo 5:11-12

Jennifer Keeton, de 24 años, el tratar de obtener su Maestría en consejería de la Universidad de Augusta, en el Estado de Georgia encontró un obstáculo. Lo que sucede es que, debido a la religión que profesa, el concepto que Jennifer tiene de la naturaleza y conducta humana no es compatible con la de un supuesto buen consejero.

Para abreviar, debido a que ella tiene un concepto cristiano de la sexualidad humana. Y, como el concepto cristiano de la sexualidad no es compatible con la opinión de esa universidad, es que Jennifer debe llevar un programa de recuperación para corregir su concepto equivocado.

Aparentemente, Jennifer es quien necesita ser corregida… no los que viven un estilo de vida incompatible con las Escrituras.

Si bien se dice que la libertad es un derecho de todos, en este caso no lo es para esta joven estudiante cristiana que desea ser leal al Salvador que entregó su vida en rescate por la nuestra.

Siento pena por Jennifer y por todos los estudiantes que pasan por la misma situación. A ellos se refería Jesús cuando dijo: “Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias”.

Por supuesto, es probable que Jennifer no se sienta bendecida… o alegre… o complacida. Pero, aún así, eso es lo que Jesús quiere que hagamos. A través del poder del Espíritu Santo es posible tener esa clase de actitud. Es posible cuando nos damos cuenta que estamos siguiendo enseñanzas superiores que no pertenecen al mundo.

Por lo que, en esta devoción, pido que se eleven oraciones por Jennifer y por todos nuestros estudiantes, para que el Señor les conceda su gracia para soportar la opresión.

ORACIÓN:  Señor Jesús, acompaña a los jóvenes que están tratando de hacer lo que es correcto. Cuídalos y ayúdales a obedecerte a ti y no al mundo. Protégelos, y concédeles una vida con propósito con la cual lleven a otros de la oscuridad a la luz. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?