Alimento Diario - 21 de Febrero

  

Un poco más pequeño

Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. Me propuse más bien, estando entre ustedes, no saber de cosa alguna, excepto de Jesucristo, y de éste crucificado. 1 Corintios 2:1-2

Como la mayoría de lo que hago en mi profesión está basado en la palabra hablada, disfruto mucho cuando me encuentro con alguien que tiene un buen dominio del idioma.

Muy de vez en cuando aparece alguien que no sólo tiene un buen dominio del idioma, sino que casi podríamos decir que es un maestro en el uso que tiene del lenguaje.

El otro día, el dueño de una zapatería me contó que hace poco, mientras estaba entrevistando a un joven que había solicitado trabajo allí como vendedor, le preguntó: "Si una señora le preguntara: ‘¿No le parece que uno de mis pies es más grande que el otro?', ¿qué le respondería?". Sin pensarlo dos veces, el joven le respondió: "Le diría: ¡No, señora! Cuando mucho, un pie es un poco más pequeño que el otro."

Ese joven podría enseñarnos algunas cosas a los cristianos.

Nuestro Salvador es amable y afectuoso. Tanto a través de su vida como de sus palabras, Jesús hizo todo lo que era necesario para fortalecer y edificar a quienes estaban perdidos, solos, deprimidos, y oprimidos.

En respuesta a su amor, nos corresponde ser igualmente amables y afectuosos, y usar nuestras palabras para edificar a los demás. ¿Quién sabe las batallas que han tenido que enfrentar, o las penas y dolores por los que están pasando?

Muchas veces, nuestras palabras de aliento son el único rayo de alegría y esperanza que escuchan ese día o esa semana. Quizás nos parezca que no es mucho, pero todos, en algún momento, necesitamos que alguien nos diga: "Cuando mucho, un pie es un poco más pequeño que el otro".

ORACIÓN: Padre celestial, no es fácil ser siempre amable y afectuoso. Te pido perdón por todas las veces que he fallado, y te suplico que me des fuerza y sabiduría para tratar a los demás de la misma forma que tú me tratas a mí. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?