Alimento Diario - 11 de Abril

  

El dinero habla

Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero sólo si uno está satisfecho con lo que tiene. Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción. Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores. Tú, en cambio, hombre de Dios, huye de todo eso, y esmérate en seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia y la humildad. Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6:6-12

Piense en algún conocido que sea rico. ¿Qué posee esa persona que hace que usted le considere rica?

Cuando era niño, pensaba que mi vecino, que era dentista, era el hombre más rico que existía. Su casa tenía un gran ventanal, poseía un televisor a color, sus hijos disfrutaban de la piscina que tenían en el patio de atrás, y toda la familia salía de paseo en un auto grande, mientras que nuestra familia no tenía ninguna de esas cosas. Ahora, mirando hacia atrás, estoy seguro que él no se consideraba más rico que ninguno de sus vecinos, y ciertamente no se comportaba como si lo fuera.

Pablo le está escribiendo a su joven amigo y compañero de trabajo Timoteo, quien se había apropiado de la vida eterna desde que había profesado su fe en Jesús. Pablo lo exhorta, tanto a él como a nosotros, a no cambiar ese tesoro eterno por las riquezas falsas y pasajeras que trae el amor al dinero, sino a pelear la buena batalla de la fe.

¿Será que todos los ricos aman el dinero? ¿Puede pensar en alguien no tan rico, o incluso pobre, que ame el dinero? ¿Será que el amor al dinero y la fe en Jesús se pueden mezclar? ¿Por qué cree que la Biblia se ocupa tanto de nuestra actitud frente al dinero? (Ver Mateo 6:19-24)

ORACIÓN: Señor Jesús, la vida eterna en sí misma ya es el mayor tesoro que podamos recibir, y lo recibimos gratuitamente de ti. Ayúdanos a usar todos los dones que nos has dado para la extensión de tu reino y el bien de los demás. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

  • Editors' Picks

    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
    Why the Church Must Start Talking about Domestic Violence
  • Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
    Don't Think of Church as Your Own Spiritual Power Bar
  • So You Think Theology Is Impractical?
    So You Think Theology Is Impractical?